NUEVAS PROFESIONES

¿Quiénes son los desarrolladores de apps?

Son, en su mayoría, varones de menos de treinta años. Casi la mitad de ellos trabaja solo y casi dos terceras partes gana menos de 30.000 euros al año. Lo mejor: que no hace falta tener un título universitario para dedicarse a crear apps

¿Quiénes son los desarrolladores de apps?
Mark Zuckerberg. PD.

Cualquier informe sobre los empleos del futuro le dirá que uno de los puestos de trabajo de más porvenir, incluso ahora mismo, es el de desarrollador de aplicaciones para teléfonos y relojes inteligentes, tabletas, vehículos conectados, ordenadores y cualquier otro cachivache relacionado con internet que exista o pueda existir. El propio Mark Zuckerberg, el creador de Facebook, dijo esta semana, en su comparecencia en el Mobile World Congress de Barcelona, que las aplicaciones marcan el futuro. Y un informe de la consultora GigaOm para la Comisión Europea estima que esta industria podría dar empleo a 4,8 millones de ciudadanos de la Unión Europea en 2018. Aparentemente, ésta puede ser una buena profesión.

En otro informe de GigaOm, en este caso sobre los desarrolladores de aplicaciones, la consultora indica que la renta media anual de estos profesionales es de 45.000 dólares (37.500 euros, al cambio actual). Pero las medias ya se sabe lo que tienen. Datos más detallados indican que el 65% de ellos ingresa menos de 35.000 dólares (29.200 euros) y el 34% gana menos de 15.000 dólares (12.500 euros). Y solo el 12% consigue unos ingresos superiores a los 100.000 dólares (83.400 euros). Con estos datos en la mano, no es de extrañar que solo el 39% de las personas que se dedican al desarrollo de aplicaciones lo hagan a tiempo completo, mientras que para el resto es una ocupación a tiempo parcial. En resumen, esto no es algo precisamente como para hacerse rico… de momento. Y es que la gente, al menos por ahora, no está dispuesta a pagar por las aplicaciones. De hecho, las apps más descargadas y utilizadas son las gratuitas.

La profesión de desarrollador tampoco es para personas que necesiten verse rodeadas de gente. En la actualidad, el 40% de estos profesionales trabaja solo y un 27% adicional lo hace en empresas de dos o tres personas. Quizá por ello la mitad de los desarrolladores de aplicaciones lleva en esta actividad menos de tres años, si bien esto también puede deberse a que todo lo relacionado con las aplicaciones es un sector muy joven, que no existía hace diez años porque no había ni tabletas, ni teléfonos inteligentes.

Hablando de juventud, la profesión de desarrollador, al menos hoy en día, es una profesión para jóvenes: el 40% de ellos tiene menos de treinta años, quizá porque todo esto de las nuevas tecnologías de la comunicación y la información le resulta mucho más fácil a la gente de menos edad. Pero para ser desarrollador no hace falta tener un título universitario; de hecho, solo el 38% de ellos tienen un grado universitario o un título superior. Lo que tienen los demás es imaginación y habilidad para crear aplicaciones. Por cierto, el 94% de ellos son hombres.

Y ya puestos, ¿qué es lo que hace la gente con las apps? Según un informe de Flurry Analytics, la gente pasa una media de dos horas diarias utilizando estas aplicaciones. El 43% por ciento del tiempo lo dedica a los juegos y el 26% a las redes sociales. Otro 10% adicional se destina a aplicaciones relacionadas con el entretenimiento. En cambio, solo se destina un 2% del tiempo a la utilización de aplicaciones relacionadas con las noticias y la información y otro 2% a las que tienen que ver con la productividad. Y un 10% se emplea en el uso de apps relacionadas con utilidades, por ejemplo, Google, WhatsApp, linternas, lectores de QR, etc.

La demanda de aplicaciones por parte del público, por tanto, está muy relacionada con el ocio y el entretenimiento y con las relaciones con los demás. Claro que los aparatos que están apareciendo, como los relojes inteligentes o los vehículos conectados, o con el desarrollo del internet de las cosas, esto puede cambiar, y mucho. Y no digamos a medida que los desarrolladores vayan creando más aplicaciones relacionadas con la vida diaria y/o profesional.

economiadelavida@periodistadigital.com

Autor

Emilio González

Emilio González, profesor de economía española, europea y mundial en la Facultad de Ciencias Económicas y Empresariales de la Universidad Autónoma de Madrid.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído