Más de la mitad de los alumnos potenciales quiere estudiar en el extranjero

¿Quién estudia un MBA?

La mayor parte de las personas que se matriculan en un master lo hacen para cambiar de trabajo o para ascender. Sin embargo, es cada vez más alto el porcentaje de quienes se inscriben en un MBA con la idea de crear después una empresa

¿Quién estudia un MBA?
Universitarios.

En la actualidad se insiste mucho en la importancia de estudiar un MBA en centros de calidad y, a ser posible, en el extranjero. En España, hoy se puede plantear eso mucha gente gracias al nivel de desarrollo que ha alcanzado el país y al número cada vez mayor de becas que existen para ayudar a financiar esos estudios. Y es que las empresas necesitan y demandan cada vez más personas con una formación de alto nivel, capaces de entender otras culturas, que hablen otros idiomas y que tengan experiencia en el extranjero ya sea de estudios o de trabajo. Pero, ¿qué piensan al respecto los candidatos a estudiantes de un MBA? ¿Por qué acuden a una escuela de negocios?

El Graduate Management Admission Council, una organización no gubernamental que agrupa a las principales escuelas de negocios de todo el mundo, acaba de publicar el informe 2015 mba.com Prospective Students Survey Report, en el que da respuesta a esas cuestiones. Según el documento, los estudiantes actuales de un MBA están mucho menos interesados en el prestigio del centro en el que estudiar, tienen unas miras mucho más amplias que las generaciones precedentes y muestran, además, una actitud mucho más proclive al emprendimiento que sus predecesores.

El informe, realizado a partir de las respuestas que proporcionaron las casi 12.000 personas que se inscribieron en la web de la organización para la realización del Graduate Management Admission Test -un examen estandarizado en idioma inglés para medir la aptitud necesaria para cursar estudios de negocios-, indica que el 28% de los inscritos quería estudiar un MBA porque pretendía montar su propio negocio. En 2010, en cambio, solo el 19% tenía esa intención.

Ahora bien, como mucha gente se plantea el cursar un MBA una vez que cuenta con un empleo y, por ello, con medios económicos o con ayudas de la empresa para financiarlo, no es extraño que la primera razón para adquirir esta formación especializada sea el querer cambiar de empleo e, incluso, de sector de actividad. Esa fue la respuesta del 38% de los encuestados, si bien en 2010 decía eso el 46% de ello. Es decir, las vocaciones empresariales se abren paso a costa del deseo de cambiar de trabajo. Otra cosa es, sin embargo, que cuando llega la hora de la verdad, esto es, cuando se finalizan los estudios, ese deseo de crear una empresa se materialice.

A su vez, el porcentaje de quienes manifestaron querer hacer un MBA para ascender en su empresa o en su sector se mantuvo prácticamente constante en el 34%.

A la hora de elegir la escuela de negocios en la que realizar los estudios, la posición del centro en las clasificaciones cuenta poco, según indica el informe. Lo que más les importa a quienes van a estudiar en su país es el tipo de estudios que van a seguir, por ejemplo, si se trata de un MBA, de un máster en finanzas, etc., y quien los ofrece. Los que optan por estudiar en el extranjero, a su vez, valoran la calidad del centro en el que pretenden matricularse. Pero nadie se refirió a la posición en las clasificaciones internacionales de tal o cual escuela para decantarse por ella.

La mayoría de los encuestados, en concreto el 55%, dijo que querían estudiar en el extranjero, un cambio muy importante porque hace cinco años esa misma respuesta la daba solo el 40% de los candidatos a la admisión. Y el porcentaje subiría aún más si no fuera porque solo el 5% de los estadounidenses dijeron querer estudiar fuera, seguramente porque la gran mayoría de las mejores escuelas de negocios del mundo se encuentra en su país. Tan bajo porcentaje contrasta con el 65% de los europeos occidentales, el 97% de los latinoamericanos, el 94% de los asiáticos de la zona del pacífico, el 95% de los europeos del este y el 81% de los asiáticos del centro y sur que manifestaron su deseo de estudiar en el exterior. Posiblemente este resultado se ve influido por la imagen de alta calidad de las escuelas de negocios estadounidenses, pero también por el deseo de adquirir algún tipo de experiencia en el extranjero.

Por último, la mayor parte de los encuestados veían un MBA más como un pasaporte para iniciar una nueva carrera profesional que como un instrumento para ascender en su empresa, o en su sector, o como una herramienta para poder crear una empresa.

economiadelavida@periodistadigital.com

Autor

Emilio González

Emilio González, profesor de economía española, europea y mundial en la Facultad de Ciencias Económicas y Empresariales de la Universidad Autónoma de Madrid.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído