LO MEJOR ES UNA IMAGEN DE PLANO AMERICANO

Qué foto subir a LinkedIn para causar buena impresión

Una buena fotografía para un perfil en una red social profesional debe transmitir que el titular es una persona competente, amigable y con capacidad de liderazgo

Qué foto subir a LinkedIn para causar buena impresión
Fotografía, sonrisa, buena imagen. PD

La fotografía que uno elija subir a su perfil de LinkedIn es un elemento fundamental a la hora de causar buena impresión y, por tanto, de abrir posibilidades profesiones. A partir de esta realidad constatada se plantea la cuestión fundamental: ¿qué foto poner? Para contestar a esta cuestión PhotoFeeler, una página especializada en decirle cómo te perciben los demás en tus fotografías, ha analizado 60.000 imágenes de perfiles de LinkedIn con el fin de ofrecer una serie de consejos que le ayuden a elegir la foto perfecta, aquella que dará una imagen profesional de usted.

PhotoFeeler detalla los diferentes elementos de una fotografía, empezando por los ojos. En este caso, lo mejor es mirar al objetivo directamente, sin nada que bloquee o interfiera en su visión. En este sentido, es preciso evitar las gafas de sol. En cambio, las gafas graduadas tienen un efecto positivo sobre la sensación de competencia que da la persona. No tener los ojos cerrados, ni demasiado abiertos, son también elementos que juegan a su favor. Si se aplica la técnica del squinching, un arte sutil que consiste en fruncir un poco el párpado inferior para parecer más fotogénico, su perfil resultará mucho más atractivo.

Por lo que se refiere al rostro que aparezca en su perfil, se recomienda vivamente que sonría. Las personas que no aparecen sonriendo en sus perfiles son percibidas claramente como menos competentes y amigables. Si usted quiere reafirmar su capacidad de liderazgo, no dude en sonreír e, incluso, en reír a carcajadas en su perfil. Una sonrisa abierta transmitirá una impresión muy clara de confianza en uno mismo.

En cuanto al encuadre, las fotos de la cara no se valoran tanto como las que le muestran en plano americano -abarca de la cabeza a las rodillas- y siempre vestido de manera bastante formal. Recuerde que se trata de una imagen para un perfil profesional, con lo que las fotos, por ejemplo, de las vacaciones, deben quedar excluidas. Las fotos de cuerpo entero también se valoran menos. Hay que buscar un encuadre más reducido, pero no demasiado.

El decorado o el fondo de la fotografía tienen poca influencia sobre la impresión que produce la imagen del perfil. Da lo mismo que haya sido tomada en un estudio, en un parque, en casa o en la naturaleza. Lo que cuenta es usted. Y lo mismo cabe decir respecto a los colores: puede elegir una imagen en blanco y negro o en color, que no tendrá efecto alguno sobre la imagen que usted proyecte. Pero debe evitar imágenes muy sombreadas o excesivamente coloristas. Es cuestión de moderación en los tonos.

Una última cuestión. Es indispensable que la foto sea de calidad, es decir, clara, bien encuadrada y con una definición adecuada para una web. Si usted no tiene el material o la habilidad para hacerla, es mejor que acuda a un fotógrafo profesional. Considere el retrato como una inversión para su carrera.

economíadelavida@periodistadigital.com

Te puede interesar

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA
Autor

Emilio González

Emilio González, profesor de economía española, europea y mundial en la Facultad de Ciencias Económicas y Empresariales de la Universidad Autónoma de Madrid.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído