CONVIENE TENER, AL MENOS, UNA ACTIVIDAD COMPLEMENTARIA

Consejos para trabajar desde casa de forma eficaz

El teletrabajo puede ser mucho más productivo que la oficina si se establecen previamente ciertas reglas

Consejos para trabajar desde casa de forma eficaz
Centro de coworking.

El teletrabajo está de moda. Puede ser haciendo de teleoperador/a; puede ser haciendo de telesecretaria; puede ser con trabajos de freelance; puede ser como desarrollador de aplicaciones para tabletas y móviles; etc. Lo cierto es que el abanico de posibilidades es muy amplio y que cada vez más personas realizan actividades, a tiempo completo o a tiempo parcial, de teletrabajo, ya sea por necesidad o por decisión propia. Muchos dirán, sin embargo, que eso del teletrabajo no es lo suyo. Puede implicar aislamiento, dificultades de concentración (hay distracciones por todas partes, sobre todo si hay niños o mascotas), problemas de organización, mezclar la vida profesional con la personal,… Pero también es cierto que el teletrabajo puede ser mucho más productivo que la oficina si se establecen previamente ciertas reglas. Veámoslas:

1. Acondicionar un espacio para el trabajo, dedicado en exclusiva a esta finalidad, es la primera regla a seguir. Es preciso que el entorno sea agradable, porque se va a pasar mucho tiempo en él.

2. Separar bien el espacio profesional del personal. Hay que separar físicamente esos espacios, como se deben separar esas dos vidas. Es necesario que el espacio de trabajo cuente con luz natural y convendría que también tuviera una puerta. De esta forma se puede separar el trabajo de la vida en la casa cuando la jornada ha concluido.

3. Contar con el material adecuado. No hay que dudar en invertir en el material necesario (un ordenador adaptado a las necesidades, una mesa de trabajo, espacios para colocar las cosas, silla de trabajo,…). Pero, sobre todo, se necesita una buena conexión a internet.

4. Elaborar un plan de trabajo. Esta es la base de una buena organización, porque es muy fácil caer en la trampa de pensar que el tiempo es ilimitado porque no hay que ir al lugar del trabajo, ni se tienen compañeros que te interrumpan o con los que se sienta la tentación de discutir o comentar cualquier cosa, etc.

5. Establecer horarios de trabajo. Hacer un uso adecuado del tiempo implica imponerse horarios de trabajo fijos (levantarse todos los días a una hora determinada, hacer un descanso a tal o cual hora,…). Seguir los horarios clásicos de las oficinas y que sean acordes con los de los clientes es una buena opción.

6. En la medida de lo posible, concluir las jornadas de trabajo a horas convenientes, porque permitirá tener vida privada.

7. Gestionar las fuentes de distracción. ¿Mundial de fútbol en horario distinto del europeo? ¿Olimpiadas? ¿La Vuelta Ciclista a España? Hay muchas tentaciones difíciles de resistir. De vez en cuando no dude en adecuar su tiempo de trabajo en función de ello para no perder productividad. A fin de cuentas, trabajar en casa también tiene, y debe tener, sus ventajas.

8. Deje claro a su cónyuge, familia y amigos que trabajar en casa no significa estar disponible todo el tiempo para tareas domésticas, reparaciones del hogar o hacer las cosas en lugar de su pareja. Flexibilidad no significa total disponibilidad, y a veces convine recordárselo a los demás.

9. Hacer pausas. Para separar bien la vida profesional y la privada y tener un buen ritmo de vida, no hay que dudar en hacer pausas y descansos y en salir de casa para oxigenarse un poco.

10. Organizar reuniones y encuentros. Organizar desayunos con clientes, acudir a conferencias, a reuniones profesionales,… Se trata de cultivar las relaciones sociales con el exterior. Esto permite compensar la ausencia de compañeros de trabajo. Se trata de no aislarse. Para ello, conviene tener al menos una actividad complementaria, como hacer deporte o ser miembro de alguna asociación.

Y dos últimas cosas. Primero: nunca trabaje en pijama. Y segundo, si usted no está hecho para trabajar en casa, piense en acudir a un espacio coworking o, si tiene presupuesto para ello, en alquilar una oficina o local profesional.

economiadelavida@periodistadigital.com

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA
Autor

Emilio González

Emilio González, profesor de economía española, europea y mundial en la Facultad de Ciencias Económicas y Empresariales de la Universidad Autónoma de Madrid.

Lo más leído