SU MAYOR VENTAJA ES LA FLEXIBILIDAD

Las ventajas de la formación a distancia

La educación a distancia permite compatibilizar estudios y trabajo y permite que cada persona pueda seguir su proceso de formación al ritmo que le permitan sus obligaciones profesionales y familiares

Las ventajas de la formación a distancia
Ordenador, internet. EP

La formación se ha convertido en un elemento fundamental para el trabajo. La cualificación profesional que aporta permite acceder a un empleo o mejorar en el mismo. Pero no siempre es fácil acceder a la misma, bien por todos los costes de matrícula, alojamiento, etc. que implica, bien por las dificultades para compatibilizar trabajo y estudio. En estos casos, una alternativa a tener en cuenta es la educación a distancia, que presenta, al menos, cinco importantes ventajas frente a los sistemas formativos tradicionales.

La flexibilidad es la mayor ventaja de los cursos de formación a distancia. Uno puede seguir el curso y hacer los trabajos relacionados con él casi desde cualquier lugar, siempre y cuando tena un ordenador y una conexión a internet. En la mayoría de los casos, eso es todo cuanto se necesita. La flexibilidad es muy importante para las personas que tienen que combinar estudios y trabajo.

Para quienes se vieron obligados a interrumpir sus estudios para ponerse a trabajar, ese tipo de formación abre muchas posibilidades educativas y, gracias a ellas, también de carácter profesional. Además, con los cursos a distancia uno no se ve presionado por los horarios de clases si tiene una vida muy ocupada y puede continuar su educación incluso después de amplios paréntesis en el proceso.

La educación a distancia, en segundo lugar, permite ahorrar tiempo y dinero. No hay que viajar para acudir a clase. Los cursos se pueden seguir desde cualquier lugar del país, o del mundo, o simplemente desde el domicilio, sin importar que éste se encuentre en una ciudad, un pueblo o una aldea remota. La educación a distancia elimina estos obstáculos y ahora el tiempo y el dinero empleados en los medios de transporte para ir a clase o, incluso, en residencias de estudiantes, etc. Incluso, los trabajos y ejercicios se pueden remitir al profesor por email o por correo ordinario. No obstante, en algunos momentos puede resultar necesario visitar en persona el centro donde uno se forma, por ejemplo, para los exámenes.

La formación a distancia también ofrece muchas posibilidades de elección. Se puede elegir entre un abanico muy amplio de centros de formación. Se pueden encontrar cursos online gratuitos o se puede acudir a instituciones educativas especializadas en el campo particular que le interese y que puedan aportarle una gran formación. También puede optar por estudiar primero los temas o capítulos que más le interesen. Y si se encuentra cómodo con la utilización de internet y de la tecnología puede plantear fácilmente sus dudas a sus profesores y a sus compañeros virtuales de clase e intercambiar puntos de vista con ellos en los portales de los cursos online. Además, como no todo el mundo puede avanzar al mismo ritmo, uno puede estudiar al que le resulte más conveniente.

Los costes de matrícula, por su parte, son más bajos que en los modelos formativos tradicionales. En comparación con los programas normales a tiempo completo, los programas de educación a distancia por lo general son mucho más baratos e, incluso, en muchas ocasiones son gratuitos. Además, también ahorrará dinero con los gastos relacionados con la vida en el campus, como las comidas o los gastos de transporte, gastos en libros adicionales, etc. La formación a distancia, en consecuencia, es una gran opción para quienes cuenten con recursos económicos limitados.

Por último, como los estudios a distancia pueden completarse al ritmo que uno pueda, es una buena forma de compatibilizar la formación con la vida profesional. Tener un trabajo aporta una fuente de rentas, experiencia y estabilidad mientras se completan los estudios, lo que, en muchos casos, disminuye las preocupaciones y, por tanto, facilita el concentrase en el estudio. Para quienes desean obtener algún título de estudios avanzados para conseguir una promoción en su empleo o mejorar sus cualificaciones, la formación a distancia es muy beneficiosa.

Por último, una cuestión que debe tener en cuenta, si piensa que esto de la educación a distancia es un camino duro de seguir, es que las últimas tendencias educativas hacen especial hincapié en que uno se forme por sí mismo y que el papel del profesor sea más de guía y orientación, o de plantear casos prácticos, que de explicar las lecciones como se ha hecho siempre. En realidad, en eso consiste el Plan Bolonia que se ha implantado en las universidades españolas y de toda la Unión Europea.

economiadelavida@periodistadigital.com

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA
Autor

Emilio González

Emilio González, profesor de economía española, europea y mundial en la Facultad de Ciencias Económicas y Empresariales de la Universidad Autónoma de Madrid.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído