MUCHAS EMPRESAS NO ESTÁN PREPARADAS PARA ELLO

¿Puedo contar con la jubilación activa para ganar dinero?

Varios informes sugieren que confiar en la jubilación activa como fuente de financiación del retiro puede ser arriesgado. Pero otros muestran que las empresas tendrán problemas si no flexibilizan su política laboral

¿Puedo contar con la jubilación activa para ganar dinero?
Jubilados.

Desde hace dos años, en España es posible seguir trabajando una vez superada la edad de jubilación y, al mismo tiempo, cobrar el 50% de la pensión de la Seguridad Social. Es lo que se conoce como jubilación activa y permite a los que se acogen a ella obtener rentas del trabajo con las que complementar su pensión e, incluso, demorar el momento en el que haya que empezar a utilizar el ahorro acumulado para el retiro. Pero todo esto son posibilidades teóricas, con lo que conviene preguntarse si, en efecto, la jubilación activa puede funcionar. Y para buscar la respuesta, nada mejor que echar un vistazo a lo que sucede al respecto en el país más avanzado en este terreno: Estados Unidos.

Un informe de Merrill Lynch Bank of America, publicado en 2014, indica que los estadounidenses con más de 45 años esperan que el 17% de sus ingresos cuando superen la edad de jubilación provenga de algún tipo de rentas del trabajo, mientras que para los veinteañeros ese porcentaje sube hasta el 26%. Pero otros informes advierten de lo arriesgado que puede resultar el confiar en la jubilación activa para financiar el retiro.

En este sentido, un estudio de la aseguradora Bankers Life centrado en las personas de renta media indica que muchas de ellas no consiguen trabajar tanto tiempo como quisieran, lo que pone en peligro sus planes de financiación del retiro. Además, el 28% de ellas a menudo ganan menos que en su trabajo anterior y cerca del 75% indican que la retribución por hora trabajada que obtienen es mucho más baja que antes.

Por otro lado, mientras el 60% de los estadounidenses quisiera seguir trabajando más allá de la edad de retiro o, incluso, no jubilarse nunca, según el informe de Bankers Life, la realidad luego es muy distinta. De acuerdo con el estudio de Merrill Lynch Bank of America, desde 1991 la edad media de jubilación en Estados Unidos es de 62 años.

Una de las causas que explica este hecho es que muchas empresas no están preparadas para establecer los acuerdos y condiciones de trabajo flexible necesarios para que la jubilación activa sea una realidad, según un informe reciente del Transamerica Center for Retirement Studies. La otra, por supuesto, es el estado de salud de las personas. Pero volvamos a las empresas.

Un informe reciente de la Society of Human Resource Management señala que pocas empresas se están preparando para las consecuencias que supone el envejecimiento de la población. Solo la mitad de ellas saben cuál es el porcentaje de su plantilla que se jubilará en el transcurso de los dos próximos años. Y solo el 20% trata de estimar esa pérdida de talento a medio y largo plazo.

A su vez, el 36% de las empresas están empezando a estudiar políticas internas y prácticas de gestión para poder afrontar las consecuencias del envejecimiento, mientras que un 20% adicional empieza a ser consciente del problema va a suponer.

Un informe del Conference Board publicado el pasado octubre, titulado Not Enough Workers: What Retiring Baby Boomers and the Coming Labor Shortage Mean for Your Company, pone de manifiesto la importancia del problema. De acuerdo con el estudio de la asociación empresarial, la jubilación de la generación del baby boom supone un peligro inminente para las empresas que no se preparen de forma adecuada para evitar la pérdida potencial de plantilla, talento y cualificación profesional. Según el informe, si las empresas no retienen a los trabajadores, habrá escasez de mano de obra cualificada, lo que obligará a subir los salarios y reducirá los beneficios.

¿Qué podemos concluir de todo lo anterior? Pues que hay gente que quiere seguir trabajando pero, en muchos  casos, no puede hacerlo porque las empresas no se han preparado para ello. Pero a las compañías no les quedará más remedio que hacerlo, de la misma forma que ya se están preparando para ello las empresas alemanas. Dicho de otra forma: hoy no hay muchas posibilidades de seguir trabajando una vez superada la edad de jubilación, pero la escasez creciente de mano de obra cualificada abrirá muchas oportunidades para quien quiera acogerse a la jubilación activa.

economiadelavida@periodistadigital.com

Autor

Emilio González

Emilio González, profesor de economía española, europea y mundial en la Facultad de Ciencias Económicas y Empresariales de la Universidad Autónoma de Madrid.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído