INMIGRANTES SUBSAHARIANOS

¿Dónde están un año después los 629 ‘sin papeles’ del Aquarius que Pedro Sánchez recibió alborozado?

¿Dónde están un año después los 629 'sin papeles' del Aquarius que Pedro Sánchez recibió alborozado?
Refugiados del barco Aquarius llegando a tierra. EP

Quién te ha visto y quién te ve, Pedro Sánchez. La verdad es que se podría hacer la misma pregunta con otros como Fernando Grande-Marlaska, aquel que llegó al cargo  anunciando que las concertinas de la valla de Melilla eran un ‘crimen’ y ahí siguen, tan cortantes y afiladas como siempre.

Pero hoy, debido a la magia de las fechas no del ministro en funciones de quién toda hablar, sino del presidente socialista en funciones y de sus ‘refugiados’ favoritos.

Porque hace justo doce meses fueron recibidos en el puerto de Valencia por un dispositivo humano y logístico sin precedentes; un año después, 480 de los 629 inmigrantes del Aquarius, 61 de ellos menores no acompañados, intentan continuar con su vida en 14 comunidades autónomas y otros 80 en Francia.

Mientras, los 69 restantes renunciaron o abandonaron el programa de protección del sistema nacional de acogida e integración, según los últimos datos facilitados por el Ministerio de Trabajo, Migraciones y Seguridad Social.

Los que llegaron aquel 17 de junio de 2018 a Valencia tras la decisión del Gobierno de darles la acogida que Italia y Malta les negó al cerrarles sus puertos fueron 629 personas de 25 países, 73 de ellas menas (menores no acompañados) y otros diez menores con sus familias.

La gran mayoría, 545, eran hombres, y 84 mujeres. A todos se les concedió un permiso de estancia extraordinario de 45 días por razones humanitarias y se les garantizó la posibilidad de solicitar asilo, pero casi la mitad, un total de 300, manifestaron su voluntad de pedirlo en Francia, país que acabó aceptando el traslado de 80.

En España, atendiendo a las cifras proporcionadas por el Ministerio del Interior, han formalizado su solicitud de protección internacional 371 de los rescatados, que han sido admitidas a trámite y están en proceso de instrucción.

GIRO COPERNICANO

Sánchez se puso estupendo con los refugiados del Aquarius  para marcar distancias con la política migratoria de Rajoy, pero cuando el ‘efecto llamada’ hizo que las llegadas de migrantes en patera a las costas andaluzas aumentaran dramáticamente, pegó un rio.

El Gobierno socialista negó en todo momento que se fuera a producir un efecto llamada, pero la reacción en los siguientes casos similares al Aquarius fue distinta, del mismo modo que algunas de sus medidas migratorias comenzaron a contrastar con sus compromisos de «solidaridad» y «defensa de los derechos humanos».

A medida que las críticas de la oposición aumentaban, la entrada a Ceuta de 602 personas a través de un salto a la alambrada precipitó el giro del Gobierno en materia migratoria. De prometer acabar con las devoluciones en caliente, pasó a ejecutarlas en las alambradas fronterizas y a defenderlas ante Estrasburgo. De ofrecer un permiso de 45 días de estancia regular en España a los rescatados por el Aquarius, pasó a recibir a las personas rescatadas en el Mediterráneo central bajo el «protocolo habitual».

El Ministerio del Interior potenció las relaciones diplomáticas con Marruecos hasta conseguir la aplicación del acuerdo de 1992 para devolver de forma exprés a quienes salten las vallas de las ciudades autónomas, un mecanismo de expulsión considerado «poco garantista» por las organizaciones de derechos humanos. El PSOE ha congelado su promesa de prohibir las devoluciones en caliente hasta que el Tribunal Europeo de Derechos Humanos dicte una sentencia definitiva sobre ellas.

Después de acoger al Aquarius con un recibimiento mediático sin precedentes, alabado por las ONG, el mismo barco volvió a rescatar en el Mediterráneo, pero el Gobierno español respondió de forma diferente:

«España no era el puerto más seguro por no ser el más cercano».

Autor

Manuel Trujillo

Periodista apasionado por todo lo que le rodea es, informativamente, un todoterreno

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído