Consejos para una mudanza

Consejos para una mudanza
Checklist Pixabay

Mudarnos de casa puede suponer un estrés adicional en el día a día. Por este motivo, es importante organizarse adecuadamente, para impedir que la gran cantidad de tareas asociadas a un cambio de vivienda nos sobrepase. Organizarse bien pasa en muchas ocasiones por seguir una serie de consejos que, en la práctica, facilitan significativamente la distribución y el traslado de nuestro mobiliario y de nuestros objetos a nuestro nuevo hogar.

A continuación, te proponemos una serie de consejos que te ayudarán a hacer tu mudanza.

Selecciona solo lo importante

Normalmente, cuando vivimos un largo período de tiempo en una misma casa, solemos juntar una gran variedad de pertenencias que no siempre tienen alguna utilidad. En este sentido, las mudanzas pueden constituir una buena oportunidad para tirar todo aquello que no necesitamos, quedándonos solo con aquellos objetos que empleamos habitualmente o a los que estamos apegados por algún motivo en concreto. Un cambio de casa es, por lo tanto, un momento ideal para deshacernos de los trastos viejos.

Coloca etiquetas visibles

Durante los primeros días en la nueva casa iremos necesitando objetos que tal vez aún no hayamos desempaquetado. Por esta razón, es fundamental etiquetar claramente todas las cajas, en función de las pertenencias que hayamos colocado previamente en ellas. La clasificación de las cajas también nos ayudará a colocar y organizar nuestras cosas de una forma más rápida y eficaz.

Guarda los objetos blandos en bolsas

Las cajas ocupan mucho más espacio que las bolsas, por lo que es aconsejable utilizar las últimas para guardar todos aquellos artículos que sean blandos (ropa, toallas, edredones…). De esta forma, conseguirás mudanzas baratas, ya que aprovecharás mucho más el espacio al utilizar las bolsas para llenar los huecos vacíos entre las diferentes cajas.

Protege los objetos frágiles

Durante la mudanza, las cajas sufrirán numerosos golpes, por lo que es importante proteger adecuadamente todos aquellos objetos que sean susceptibles de romperse. Lo mejor para esto es emplear papel de burbujas y gusanitos dentro de las cajas, con el objetivo de amortiguar los choques que se puedan producir durante el traslado.

Cuidado con los cajones

Los cajones de los muebles pueden resultar peligrosos si se salen de su sitito. Debido a esto, lo mejor es sujetarlos con cinta adhesiva para evitar que se desplacen durante la mudanza. No obstante, esto solo funcionará con los muebles de poco peso, ya que con cajones muy pesados la cinta adhesiva terminará cediendo. En estos casos, es recomendable retirarlos directamente para eludir que se produzca cualquier tipo de daño o incidencia grave.

Protege las esquinas

Durante el traslado, los muebles y los electrodomésticos pueden acabar deteriorándose debido al choque con otros objetos, por lo que deberemos protegerlos de la mejor manera posible. Sin embargo, es necesario tener en cuenta que muy difícilmente conseguiremos embalar todos los electrodomésticos y muebles. Debido a esto, deberemos optar por resguardar especialmente las esquinas, que constituyen las partes más vulnerables.

Asígnale un lugar a las cajas

Tanto en la vieja como en la nueva vivienda será necesario asignar un lugar para colocar las cajas hasta el momento de desempaquetarlas. El lugar escogido deberá estar un poco apartado para no impedir el paso. Igualmente, puede resultar beneficioso dividir las cajas en función de las habitaciones del nuevo hogar. De esta forma, colocaremos aquellas cajas que guarden los objetos de la habitación en la habitación y las que guarden los artículos del salón en el salón y así sucesivamente.

Aprovecha para limpiar los electrodomésticos

Muchas veces, dejamos pasar demasiado tiempo entre una limpieza y otra de un electrodoméstico. En principio, la falta de tiempo y el trabajo que supone desinfectarlo a fondo son los principales obstáculos con los que nos encontramos a la hora de hacerlo. En este sentido, una mudanza puede ser una buena excusa para ponernos manos a la obra y limpiar a fondo todos los electrodomésticos de nuestra casa.

Agrupa los tornillos

Hoy en día, la mayor parte de los muebles que tenemos en nuestro hogar son desmontables. Así, aunque esta característica nos facilitará el traslado de los mismos, implicará también una preocupación extra: no perder los tornillos. De esta forma, deberemos asegurarnos de que tenemos todos y cada uno de ellos localizados. Un consejo útil puede ser, por ende, comprar pequeñas cajas de plástico que nos permitan guardarlos y etiquetarlos en función del mueble al que pertenecen.

Determina un presupuesto

Un aspecto clave de las mudanzas es la búsqueda de empresas que trasladen tus pertenencias de una vivienda a otra. De este modo, deberemos buscar una empresa cuyos servicios se ajusten a nuestro presupuesto. A la hora de buscar una empresa, deberemos acordarnos de ceñirnos a nuestra área geográfica, ya que las empresas que encontraremos serán diferentes si escribimos en el buscador mudanzas Barcelona a si buscamos de una manera más genérica.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído