CORONAVIRUS ESPAÑA

ERTE: ¿Qué pasará con mi sueldo?

Los trabajadores afectados cobrarán la base reguladora a lo que establece la ley que corresponde al 70%

ERTE: ¿Qué pasará con mi sueldo?

El Expediente Temporal de Regulación de Empleo, más conocido como ERTE, es una de las medidas que algunas empresas están adoptando para atajar la crisis económica a causa de la expansión del coronavirus. A diferencia de un ERE, donde la desvinculación es definitiva, el trabajador pasa al desempleo durante el tiempo que la actividad estará frenada. Por regla general, es una situación que suele afectar durante varios meses.

Muchos trabajadores que están en esta situación se preguntan qué es lo que pasará a partir de entonces. Según ha apuntado el economista Gay de Liébana en COPE, los trabajadores que estén acogidos a un ERTE pasarán a no trabajar y cobrarán la base reguladora a lo que establece la ley que corresponde al 70%. Durante los primeros seis meses, y se trata de la media de 180 días cotizados, a partir del séptimo mes se reduciría al 50%.

Fuentes del Gobierno han apuntado que no se va a permitir cualquier ERTE, ya que deben estar vinculados al coronavirus. «Debe estar afectado por la declaración del estado de alarma y el coronavirus», apunta una guía de la Seguridad Social. Una de las preguntas más extendidas entre los trabajadores afectados es el consumo de paro, pero independientemente del periodo de cotización, el trabajador tendrá derecho a la prestación por desempleo. Aunque desafortunadamente, muchos ERTE desembocan en ERE.

El trabajador sigue cotizando

Durante el ERTE, el trabajador sigue cotizando a la Seguridad Social. El decreto ley establece que este periodo se considera como efectivamente cotizado a todos los efectos. Sin embargo, el empresario con menos de 50 trabajadores quedará exonerado del pago de esta cuota. Una de las preguntas más difíciles de contestar es el tiempo que durará esa situación. En principio, mientras duren las circunstancias provocadas por la crisis del coronavirus.

En el caso de que se aplique un ERTE de reducción durante el tiempo que dure la situación, el trabajador verá reducida su jornada de trabajo en la proporción acordada por la empresa (entre un 10 y u 70 %, según establece el reglamento que lo regula). También su salario se reducirá proporcionalmente. Una vez que finalice el estado de alarma, el trabajador volverá a la misma jornada y el mismo salario que antes de la aplicación del ERTE.

Autor

Cristina López Mantas

Cristina López Mantas (1994) es graduada en periodismo por la Universidad Complutense de Madrid, redactora de política en Periodista Digital.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído