Parón de todos los sectores que no tengan que ver con la sanidad y con el abastecimiento de alimentos y medicinas

El zombie Pedro Sánchez paraliza económicamente España y ya es un muerto político viviente

El Gobierno socialcomunista, desbordado por todos lados y arrastrando como una losa su negligencia criminal ayudando a propagar la peste con las manifestaciones feministas del 8-M, toma medidas desesperadas

El zombie Pedro Sánchez paraliza económicamente España y ya es un muerto político viviente
Pedro Sánchez y el coronavirus. PD

Todo lo que está malo, puede empeorar y la crisis del coronavirus en España está fatal.

Tras el fiasco de la cumbre europea del jueves, a Pedro Sánchez parece que no le queda otra.

Las restricciones arrancan el lunes y durarán hasta el 9 de abril.

Los empleados tendrán un permiso retribuido y recuperarán las horas

El Gobierno socialcomunista, desbordado por todos lados y arrastrando como una losa su negligencia criminal ayudando a propagar la peste con las manifestaciones feministas del 8-M, ha tomado medidas desesperadas.

Sánchez diseñó un Gobierno para el «vino y las rosas», dicen ahora sus barones críticos, y lo que viene por delante son sólo espinas.

Todo su plan político ha quedado arrasado por la gestión para contener al virus que está destrozando a tantas familias.

En la dirección del PP creen que Sánchez saldrá de esta crisis «amortizado» y que la opinión pública «no olvidará», resista lo que resista antes de convocar unas elecciones.

Es inimaginable, es verdad, que mantenga como socios a los independentistas catalanes y hasta a EH Bildu después de las posiciones ruines y desleales que esos socios están manifestando durante esta crisis nacional de primer nivel.

Y también es inimaginable que en la agenda pueda entrar de nuevo la mesa de partidos y el «conflicto» catalán por más que el secesionismo se empeñe en intentar convertir esta tragedia nacional en una nueva oportunidad para inventarse más agravios contra el Estado español.

Todas las prioridades políticas, económicas y sociales han dado un giro de 180 grados, y todo lo que parecía importante y clave hace unas semanas ha quedado reducido a la mayor de las insignificancias.

Y para afrontar ese giro copernicano Sánchez sabe que se ha quedado sin socios, y que hasta el compañero de coalición puede que se baje antes de tiempo del «caballo» cuando llegue el momento de que el sacrificio lo tenga que poner el Gobierno en primera persona, después de que por delante haya estado el sacrificio de la sociedad española.

Los millones de parados y la recesión económica que se avecina, según calculan analistas políticos y económicos, no dejarán espacio para las políticas sociales de galería y lucimiento, la base del Gobierno de coalición PSOE-Podemos.

El Ejecutivo tendrá que hacer ajustes y seleccionar partidas presupuestarias sobre las que aplicar los recortes para cubrir los gastos que nunca estuvieron en sus cálculos, y para entonces, habrá que ver si «Pablo aguanta o se ha caído, o le han tirado, antes».

Queremos seguir siendo un medio de comunicación libre

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

PINCHA Y CONTRIBUYE

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído