CONEXIÓN QUILOMBO

Entrevista a Juan José Blardony (Hostelería Madrid): «Mendigamos por ayudas, lo único que llegan rápido son las multas»

Desde Hostelería Madrid se insiste en que el cierre a las 00 horas es una medida prudente que salva los turnos de cenas de los restaurantes madrileños.

La asociación Hostelería Madrid lleva días exigiendo el cierre de los locales de las zonas confinadas a las 00 horas

En la Comunidad de Madrid existen más de 9.200 restaurantes para los que los turnos de cenas del fin de semana suponen entre un 40% y un 50% de su facturación. Con la hora de cierre de los locales a las 23 horas, las reservas de cenas se han reducido hasta en un 65%.

Si tenemos en cuenta que los restaurantes de la Comunidad de Madrid ofrecían durante el fin de semana hasta 150.000 cenas diarias, este cierre temprano supone perder hasta 97.000 reservas.

«La hostelería necesita que los clientes tengan la confianza de que pueden cenar tranquilos y disfrutar de su momento de esparcimiento. Necesitamos que se recuperen las reservas y garantizar nuestro servicio de cenas con el cierre a las 00 horas», afirma Juan José Blardony, director de Hostelería Madrid.

En conversación con ‘El Quilombo’ de Periodista Digital, Blardony pone énfasis en que la imprevisión de la situación política está haciendo muchísimo daño al sector: «Los políticos centraron las restricciones en ciertos sectores más por comodidad que sanitarias»

«Ya han cerrado más de 6.000 locales y se han perdido 40.000 puestos de trabajo»

«Mendigamos por ayudas, lo único que llegan rápido son las multas»

“Los turnos de cenas son un momento de consumo estratégico para los restaurantes y el cierre a las 23 horas nos corta completamente el servicio al cliente. Es fundamental que el horario mínimo sea, al menos, hasta las 00 horas para poder dar un buen servicio y que el cliente se anime a venir a cenar”.

La situación del sector es ya muy delicada y cualquier apoyo en las terrazas es muy necesario. Solamente este fin de semana se han cancelado 75.000 cenas en la ciudad de Madrid con un impacto de 8 millones de euros debido al adelanto del cierre de los locales a las 23 horas aprobado por la Comunidad de Madrid el viernes con tanta premura, dejando sin capacidad de reacción a los locales de hostelería que ya tenían las cenas programadas para esa noche y fin de semana.

Según Blardony, “con la llegada del otoño y las autorizaciones de las terrazas COVID ampliadas hasta el 31 de diciembre, se hace necesario poder acondicionar las terrazas a la nueva climatología para garantizar el confort de los clientes. Es crucial que las Juntas Municipales tengan la capacidad de gestionar de la forma más ágil posible estos elementos tan necesarios para las terrazas en esta época del año. La situación del sector necesita todo el apoyo que las administraciones nos puedan ofrecer”.

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA
Autor

Luis Balcarce

Desde 2007 es Jefe de Redacción de Periodista Digital, uno de los diez digitales más leídos de España.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído