CONEXIÓN QUILOMBO

Juan José Blardony (Hostelería Madrid): «Estamos en la ruina, las medidas que toman son puro postureo»

Hostelería Madrid estima que la reducción de seis a cuatro comensales en el sector de la hostelería y la invitación al teletrabajo de forma generalizada limita gravemente el servicio de comidas de trabajo entre semana y las comidas familiares en fin de semana.

Esta medida, sin ningún rigor científico que la sustente, limita un 15 por ciento la actividad de los locales y supone una reducción de la facturación 2,7 millones de euros diarios para el conjunto del sector de la hostelería de la Comunidad de Madrid.

Esta situación viene a agravarse todavía más con el adelanto de la hora de cierre a las 21 horas, que adelanta una hora más el cierre establecido en las 22 horas el pasado lunes 18 de enero.

Las cenas en los establecimientos de hostelería de la región pasan de estar limitadas a ser imposible dar el servicio, y generan una reducción adicional del 25 por ciento de la facturación de los locales con pérdidas de 4,5 millones de euros al conjunto del sector hostelero madrileño.

En el contexto actual, la acumulación de medidas de restricción impuestas a la hostelería en los últimos días está limitando la actividad y la facturación de los locales en un 40 por ciento, 7,2 millones de euros, lo que deja a los negocios en pérdidas y con una facturación mermada del 60%, con 10,7 millones de euros. La facturación diaria en las últimas semanas ascendía a 17,97 millones de euros en el conjunto del sector de la Comunidad de Madrid.

De mantenerse esta situación, muchos locales se verán obligados a cerrar voluntariamente ante la ausencia de clientes y la limitación de los momentos de consumo (comidas y cenas), ya que el sector continúa asumiendo sus costes fijos de alquiler, personal y gastos de suministros, el pago de impuestos y el pago de cotizaciones de la seguridad social del personal que está en ERTEs, sin posibilidad de trabajar.

«Desde Hostelería Madrid denunciamos que las medidas de la Comunidad de Madrid son un cierre encubierto de los restaurantes y bares madrileños. Está demostrado por los informes del Ministerio de Sanidad que la hostelería no es responsable del aumento del número de contagios en esta tercera ola».

Actualmente la hostelería de la Comunidad de Madrid ha perdido un 18 por ciento de sus locales, que han cerrado definitivamente sus puertas al público, un 9 por ciento del empleo, y acumulan un descenso de facturación del 50% en 2020 frete a 2019, que supone trabajar a pérdidas. Las nuevas restricciones ponen en riesgo de cierre a cerca de un 20 por ciento más de los locales madrileños y amenaza con elevar al 40 por ciento de volumen global de cierres en esta pandemia en la Comunidad de Madrid.

Según Juan José Blardony, director de Hostelería Madrid, “esta situación en insostenible y no se entienden estas medidas hacia un sector cuya apertura no tiene una correspondencia directa en el incremento de los contagios. Está demostrado que los contagios se producen en las reuniones familiares. Muchas regiones tienen sus negocios cerrados y los contagios siguen subiendo, así que no entendemos por qué siempre se restringe nuestra actividad causando un daño irreparable en el tejido hostelero madrileño. Estas medidas suponen un cierre encubierto de la hostelería madrileña. La Comunidad de Madrid restringe nuestra actividad y no aprueba ayudas directas que palíen la situación agónica de las empresas. Los efectos económicos de esta pandemia están recayendo sobre los hombros de los empresarios madrileños”.

GRAN SELECCIÓN DE OFERTAS MULTI-TIENDA

CONSOLAS

ACTUALIZACIÓN CONTINUA

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA
Autor

Luis Balcarce

Desde 2007 es Jefe de Redacción de Periodista Digital, uno de los diez digitales más leídos de España.

Lo más leído