Banco Santander cumple sus objetivos de banca responsable pese al impacto de la pandemia sanitaria

El grupo ha ayudado a 4,5 millones de personas a través de diferentes programas de apoyo a la comunidad y ha lanzado 200.000 becas. También avanzó en sus compromisos con el medioambiente, con cerca de 33.000 millones de euros de financiación verde, y ya es neutro en emisiones de carbono

Banco Santander
Los programas de microcréditos de Banco Santander han permitido apoyar el año pasado a un millón de micro emprendedores

La emergencia sanitaria del coronavirus está avivando el debate sobre uno de los mayores retos a los que se enfrenta el planeta: la necesidad de un nuevo modelo económico y social más inclusivo y resiliente como respuesta a la pandemia. “Ahora que todos estamos trabajando en diseñar la mejor forma de salir de la crisis, es el momento de recordar que necesitamos que los estímulos económicos, además de incentivar la inversión privada y la creación de empleo, sean sostenibles”, señalaba hace unos meses Ana Botín, presidenta de Banco Santander, en sus redes sociales.

Este llamamiento a una recuperación sostenible está ligado al compromiso de la entidad con su forma de entender la Banca Responsable y que Botín define en esta frase: “Como gran empresa tenemos una capacidad única para tener una aportación positiva para solucionar los grandes desafíos sociales y económicos. Tenemos que demostrar que hacemos todo lo que está a nuestro alcance, en el día a día de nuestro trabajo, para contribuir a dar respuesta los grandes retos globales y apoyar a la sociedad. Esto no son solo palabras. Son acciones concretas que tomamos”.

Estas acciones están detalladas en la agenda de los 10 Objetivos de Desarrollo Sostenible que se ha fijado el grupo financiero hasta 2025 y que incluye iniciativas para lograr la equidad de género y la diversidad de los equipos, programas de inclusión social y apoyo las comunidades más vulnerables y medidas para luchar contra el cambio climático. A pesar de la pandemia, Santander ha logrado cumplir con los objetivos fijados para 2020 y avanzar en el camino hacia las metas establecidas para 2021 y 2025. En el ámbito de la igualdad de género y diversidad, las mujeres representan el 40% del consejo de administración (por encima del listón del 30% que recomienda el Código de Buen Gobierno de la CNMV para las empresas del Ibex) y ocupan el 23,7% de los cargos directivos, aunque la meta para 2025 es que esta cifra alcance el 30%. Los esfuerzos del banco en este ámbito le han permitido el año pasado formar parte del ‘top 10’ de mejores empresas para trabajar en seis de los diez mercados en los que está presente.

Otro de los desafíos está centrado en contribuir al crecimiento inclusivo a través de iniciativas de inclusión financiera, entendida como una herramienta imprescindible para la inclusión social. Santander se ha fijado el reto de empoderar financieramente a 10 millones de personas en todo el mundo entre 2019 y 2025 a través de los programas que desarrolla en distintos países. Y ya va por 4,5 millones. Esta labor de inclusión se basa en tres pilares: fomentar la resiliencia a través de la educación financiera, ayudar a las personas no bancarizadas a acceder a servicios financieros básicos y ofrecer productos específicos y diseñados a medida de aquellos que tienen baja renta o dificultades económicas. Según los datos del banco al cierre de 2020, el grupo apoyó a un millón de micro emprendedores a través de pequeños préstamos (los denominados microcréditos) por un importe total de 469 millones de euros y facilitó el acceso a los servicios bancarios a 904.000 personas.

Además, tres de los diez objetivos están relacionados con acciones para combatir el cambio climático. Entre ellos se incluye movilizar más de 120.000 millones de euros en financiación verde a 2025, cifra que se elevará a 220.000 millones hasta 2030. De momento, la entidad ya ha movilizado 32.640 millones y el año pasado emitió su segundo bono verde por un importe de 1.000 millones destinados a proyectos de energías renovables, en concreto eólica y solar. En relación a la huella ambiental, el 63% de la energía que consume procede de fuentes renovables -superando el objetivo del 60% fijado para 2021- y ha reducido el uso de plásticos de un solo uso en un 98%, a un paso de la meta del 100% establecida para este año.

Además, ya es neutro en carbono, lo que significa que sus emisiones netas son cero. “Nos hemos unido al grupo de consulta del Grupo de Trabajo sobre Mercados de Carbono Voluntarios y el área de Santander Corporate & Investment Banking ha creado el equipo de soluciones ESG para impulsar el apoyo a nuestros clientes en su transición a una economía baja en carbón”, explican desde la entidad. El banco español es uno de los fundadores de los denominados Principios de Banca Responsable de la Iniciativa Financiera del Programa de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente, que establece los estándares mundiales de lo que supone ser un banco responsable y garantizará que las entidades que los han suscrito generen realmente valor tanto para sus accionistas como para la sociedad en general. Además, el año pasado se sumó a la Alianza para una recuperación verde, un pacto internacional en favor de un mundo postcrisis en el que la reconstrucción se convierta en una oportunidad para acelerar el viaje hacia la neutralidad climática y ecosistemas saludables.

Lara de Mesa, directora de Banca Responsable de Banco Santander, explica que “estos objetivos ambiciosos y diversos evidencian que somos un banco responsable y que queremos avanzar más en este sentido. Nuestros empleados quieren que seamos un banco con unos propósitos, nuestros clientes nos demandan cada vez más soluciones de negocio responsables, nuestros inversores prestan una creciente atención a esta agenda, al igual que supervisores y reguladores; y las sociedades en las que estamos se enfrentan a retos a los que Santander tiene que contribuir con soluciones. Hemos escuchado a nuestros grupos de interés y definido los retos a los que tenemos que dar respuesta”. El banco cuenta con una Comisión de banca responsable, sostenibilidad y cultura cuya finalidad está centrada en velar porque la estrategia de negocio se oriente a este objetivo.

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Lo más leído