BELÉN BELTRÁN, COPROPIETARIA DE LA LATA DE CASCORRO, DESPIDIÓ A LA MITAD DE LA PLANTILLA PESE A DUPLICAR VENTAS

La dueña del bar que carga contra Ayuso queda retratada: prefiere una paguita antes que tener abierto el local

"Si la hostelería en Madrid no se ha cerrado es por la negativa de dar ayudas directas por parte de la Comunidad de Madrid y no porque se quieran salvar los negocios"

La dueña del bar que carga contra Ayuso queda retratada: prefiere una paguita antes que tener abierto el local
Belén Beltrán haciendo demagogia en el programa de Risto Mejide.

Ya solo verla que el famoso triángulo rojo invertido da pistas de por donde respira.

Belén Beltrán, dueña junto con otros dos socios, del Bar La Lata de Cascorro, en el madrileño barrio de Lavapiés, dejó muy claro que ella no es fan de Isabel Díaz Ayuso.

Es más, en su establecimiento ha colocado un cartel en el que ataca a la presidenta de la Comunidad de Madrid por, según ella, negar ayudas a la hostelería.

Dicho de otro modo, la copropietaria es de las que no disimula un ápice a la hora de expresar sus preferencias porque sean las Administraciones las que concedan una ayuda económica antes que tener abierto el garito.

Lo suyo, dicho en román paladino, es poner la mano y echarse a la bartola.

Además, Beltrán también ha demostrado ser una empresaria poco dada a eso de la creación de empleo.

Tal y como recoge este 8 de abril de 2021 el digital esdiario, resulta que de 2018 a 2019 este local duplicó sus ventas.

La Lata de Cascorro hizo una caja de poco más de 163.000 euros en 2018, mientras que al siguiente, en 2019, prácticamente rozó los 310.000 euros.

Sin embargo, de 12 empleados acabó solo con 7, cargándose a todos los fijos que tenía en la plantilla.

Pero claro, eso lo oculta y ahora, cuando todo el sector de la hostelería anda en tiempos de vacas flacas, aunque Madrid ha tratado de sostener la caída, lo fácil es cargar contra Ayuso:

Gracias al capricho de una persona de convocar elecciones en la Comunidad de Madrid los 600 millones de ayudas directas que se iban a otorgar en abril a la hostelería por parte del Gobierno central se retrasarán meses porque la competencia de distribuirlas es de las comunidades. Si la hostelería en Madrid no se ha cerrado es por la negativa de dar ayudas directas por parte de la Comunidad de Madrid y no porque se quiera salvar los negocios.

Sin embargo en redes sociales le han cogido la matrícula:

Te puede interesar

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA
Autor

Juan Velarde

Delegado de la filial de Periodista Digital en el Archipiélago, Canarias8. Actualmente es redactor en Madrid en Periodista Digital.

Lo más leído