La 'podemita' caviar pontifica sobre precios en TVE

El Banco de España subvenciona a Natalia Fabra, consejera de Enagás, para defender al gas contra las eléctricas

Es además asesora de las vicepresidentas Calviño y Ribera mientras cobra de ENAGAS

El Banco de España subvenciona a Natalia Fabra, consejera de Enagás, para defender al gas contra las eléctricas
Natalia Fabra. PD

El Banco de España subvenciona a Natalia Fabra, consejera de Enagás, para defender al gas contra las eléctricas

Es además asesora de las vicepresidentas Calviño y Ribera mientras cobra de ENAGAS

¿Hasta dónde llega el lobby del gas? Metido hasta las entrañas de la Administración socialpodemita, responsable de la carestía del precio de la luz, del material de construcción y de los productos químicos, pasa inadvertido en esta crisis, siendo responsable, gracias a los hilos que mueven las principales compañías gasísticas en el seno del gobierno a través de personajes como Natalia Fabra.

En la vida, en la empresa, en la política ir a cara descubierta tiene premio. Los riesgos de que te la partan suelen ser altos, pero las personas que no se ocultan y tienen convicciones nobles acaban saliendo airosas. No puede predicarse lo mismo de quien da opinión ocultando sus verdaderos intereses.

Viene esta recomendación al hilo del inicio del año con el sano propósito de que a la ciudadanía no nos den gato por liebre y que cuando escuchemos a alguien adoptando públicamente una posición se sepa el contexto del que parte ese posicionamiento.

Estos meses está teniendo una importante proyección pública Natalia Frabra. Natalia es hija de Jorge Fabra, un veterano pseudoeconomista de izquierdas que ha vivido a caballo entre lo público y lo más público. Pertenece al grupo de Economistas contra la Crisis y ha sido presidente del Consejo de Seguridad Nuclear y de Red Eléctrica Española.

Demonizar lo privado como hace en relación con el sistema eléctrico europeo, liberalizado, aunque sometido a regulación, es tan peregrino como maldecir lo público porque haya sagas familiares que viven décadas y décadas del erario. Por tanto, conviene huir de los extremos ya sea para posicionarse a favor o en contra de lo público y privado.

Natalia, además de una cátedra en la misma Universidad que el padre, la Carlos III, ha heredado la facilidad de palabra del padre y una vocación mediática inusitada. Y el campo en el que se mueve es el de la dinastía Fabra: el mercado de la energía. Su resumen es que las empresas eléctricas se forran mientras hay niños que mueren de hambre en el centro de África.

Hacer un guiño a la demagogia, basta volver a la última línea, no es menos grave que utilizar la tinta de calamar para esconder los intereses que cada cual sirve cuando se hacen determinadas aseveraciones.

En el último informativo de la televisión pública tuvimos oportunidad de escuchar a Natalia Fabra explicando de nuevo lo que tanto cuesta explicar: cómo funciona el mercado marginalista de la luz.

Es decir, por qué, en función de la hora del día, de la oferta y la demanda, de las horas de sol, del viento, de la posibilidad o no de turbinar agua, y por último y fundamental la aportación de gas natural y la compra de energía nuclear….  así se establece un precio, que es cambiante y que no a todos agrada.

Después, sentenció como corresponde en la esquina de cualquier barra de bar: “las eléctricas ganan mucho” y la energía les sale casi gratis. En su brillante plática, Fabra obvió algunos aspectos, más allá de la eficaz recomendación de su padre sobre la Universidad en la que estudiar.

Fabra es asesora de la vicepresidenta Calviño, de la Vicepresidenta Ribera y la Universidad que le paga firmó con el Banco de España un convenio por importe de 90,000 euros para que la “doctora” investigue sobre la transición energética. El que tenga el gusto de leer el convenio teledirigido comprobará que se cita más el ilustre apellido que la propia Universidad.

Esta transición energética sobre la que pone los ojos el Gobierno, a través de Fabra y del Banco de España, y la universidad del Sur de Madrid cuenta con otro aporte económico extra, esta vez privado: ENAGAS.

La experta en transición energética que asesora a dos vicepresidencias del Gobierno, que cobra del Banco de España en un insólito convenio pensado a dedo es además consejera independiente de ENAGAS·. Con un par.

En su intervención televisiva habló de que la luz había subido una barbaridad, pero obvió -la cabeza que juega malas pasadas- que el precio del gas -muy necesario para fijar el precio de la luz- se ha multiplicado por 11 en un año.

En fin, cosas de la transición energética sospechosa y “subvencionada”.

Es llamativo que en un país serio pueda tener crédito alguien que pontifica permanentemente sobre lo privado, pero siempre al calor subvencionado de lo público.

Solo faltaría que tenga un familiar trabajando en una empresa privada eléctrica y la luz le salga gratis.

DOCUMENTO

Resolución de 19 de mayo de 2020, del Banco de España, por la que se publica el Convenio con la Universidad Carlos III de Madrid.

Te puede interesar

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Lo más leído