"España muestra lo bueno y lo malo del euro"

The Wall Street Journal deja a ZP a los pies de los caballo

"Sin dolorosas reformas de calado, no saldrá de la crisis"

Los tipos de interés del BCE para los préstamos estuvieron por debajo de la inflación española durante muchos años, por lo que las familias y empresas españolas tenían un enorme incentivo para endeudarse. Y lo hicieron a gusto

The Wall Street Journal se suma a quienes sostienen que los enormes costes para las empresas españolas les hicieron perder competitividad respecto a otros países de la Eurozona. En un artículo firmado por Thomas Catán, alerta que «Incluso cuando Francia y Alemania comienzan a mostrar señales de recuperación económica, los miembros más débiles de la unión monetaria europea siguen empantanados en la recesión».

Sin dolorosas reformas de calado, países de la eurozona como España, Italia, Grecia y Portugal parecen estar abocados al escaso crecimiento y a tener complicaciones con el pago de sus deudas. WSJ cree que «ningún otro país ilustre mejor las enormes ventajas -y reveses potenciales- de la moneda común europea. Adoptar el euro hace una década supuso para España gozar repentinamente de unos tipos de interés muchísimo más bajos que antes, ya que el Banco Central Europeo fija un tipo único para toda la zona monetaria».

«En realidad, los tipos de interés del BCE para los préstamos estuvieron por debajo de la inflación española durante muchos años, por lo que las familias y empresas españolas tenían un enorme incentivo para endeudarse. Y lo hicieron a gusto. La deuda familiar en España llegó en 2007 a su máximo, siendo un 130% superior a los ingresos disponibles, mientras el consumo se disparaba. Con un sector de la construcción alimentado de deuda a toda marcha, España fue impulsada hasta ocupar brevemente la posición de novena potencia económica mundial. Su renta per cápita superó a la italiana. Los salarios se incrementaron casi a una tasa dos veces mayor que la del resto de la Eurozona, lo que dio a los españoles la sensación de estar forrados».

Sin embargo, el aspecto negativo eran unos crecientes costes para las empresas españolas que les hicieron perder competitividad respecto a otros países de la Eurozona, como Alemania. Apuntilla WSJ que «ahora el alto valor del euro también está complicando a España aumentar sus exportaciones al resto del mundo. El resultado es una economía que sigue contrayéndose mientras muchos otros países regresan a un cauteloso crecimiento. Se espera que la economía española se reduzca hasta el 4,2% este año y su tasa de paro, del 18,5%, es el doble que la del resto de la Unión Europea».

OFERTAS PLATA

¡¡¡ DESCUENTOS ENTRE EL 21 Y EL 40% !!!

Te ofrecemos un amplio catálogo de ofertas, actualizadas diariamente

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Lo más leído