Un dólar fuerte es vital para un sistema financiero sólido

Europa cuestiona la fiabilidad del dólar y pide a EEUU que actúe

La caída del billete verde encarece las exportaciones europeas

Ahora son los socios europeos los que, por primera vez, hacen público su temor a la "excesiva volatilidad" del dólar y piden a las autoridades estadounidenses que cumplan sus promesas para fortalecer la divisa.

El rostro de George Washington ha perdido lustre. El dólar ya no seduce ni a inversores ni a gobiernos.

Y es que los tipos de interés a cero y el endeudamiento público en EEUU han puesto contra las cuerdas a la moneda estadounidense, incapaz de generar confianza entre los inversores. El dólar es actualmente la moneda de referencia internacional pero este papel es cada vez más cuestionado ante la pérdida de valor en el mercado.

La falta de confianza en el billete verde provocó, primero, las críticas de China. Ahora son los socios europeos los que, por primera vez, hacen público su temor a la «excesiva volatilidad» del dólar y piden a las autoridades estadounidenses que cumplan sus promesas para fortalecer la divisa.

RIESGOS

La debilidad del dólar es un factor de inestabilidad puesto que las reservas internacionales están referenciadas en esta divisa. Además, encarece el precio de las materias primas, especialmente el oro, metales y petróleo, y hace que el mercado estadounidense sea menos accesible para las exportaciones europeas.

PETICIÓN EUROPEA

Los países del euro han pedido explícitamente a las autoridades estadounidenses que cumplan sus reiteradas declaraciones en favor de un dólar fuerte, según informa EFE.

En una declaración conjunta poco frecuente, la presidencia del Eurogrupo y la del Banco Central Europeo han unido sus voces para denunciar la «volatilidad excesiva» de los tipos de cambio provocada por la continua caída del dólar.

El presidente del Banco Central Europeo, Jean Claude Trichet, ha declarado que:

«La volatilidad excesiva y los movimientos desordenados en los mercados de cambio están llenos de implicaciones negativas para la estabilidad económica y financiera.»

Ha sido la máxima autoridad monetaria la encargada de transmitir a los medios esta preocupación común de los europeos, al término de una reunión de los ministros de Finanzas del Eurogrupo celebrada en Luxemburgo.

Previamente, el presidente del Eurogrupo, Jean Claude Juncker, había confirmado que los 16 ministros habían abordado en profundidad con Trichet el «problema, que nos preocupa, de los tipos de cambio».

«No hay ninguna divergencia entre el Eurogrupo y el Banco Central Europeo.»

EL OBJETIVO: UN SISTEMA FINANCIERO SÓLIDO

Trichet ha añadido que los europeos comparten con sus socios con monedas flotantes «el interés por un sistema financiero sólido y estable».

Tanto la autoridad política del euro como la monetaria han tomado nota «con gran interés y atención», ha dicho Trichet, de las declaraciones repetidas de las autoridades americanas sobre su «política de ‘dólar fuerte'».

El presidente del Banco Central Europeo ha recordado una afirmación del Secretario del Tesoro estadounidense, Timothy Geithner, según el cual «un dólar fuerte es muy importante para Estados Unidos».

El Eurogrupo y el Banco Central Europeo «se hacen eco de esta posición que ha sido repetida recientemente por las autoridades americanas».

Preguntado sobre si la continuada depreciación del dólar no pone en entredicho la seriedad de esas afirmaciones de los responsables estadounidenses, Trichet ha asegurado que no tiene ninguna razón para dudar del compromiso de Washington con un «dólar fuerte».

ESTABILIDAD PRESUPUESTARIA

Los ministros de Finanzas de los países que comparten el euro también han debatido sobre el retorno a la disciplina presupuestaria.

Juncker ha explicado que la supresión de los planes de estímulo deberá comenzar como muy tarde en 2011, en cuanto la economía dé muestras de poder crecer sin ayudas presupuestarias.

PREVISIONES

El comisario europeo de Asuntos Económicos y Monetarios, Joaquín Almunia, ha confirmado que la Comisión Europea presentará el 3 de noviembre sus previsiones económicas de otoño.

Por primera vez, el Ejecutivo comunitario incluirá previsiones de crecimiento para el año 2011, lo que dará una idea de la fortaleza y sostenibilidad de la recuperación.

El comisario también ha anunciado que el 11 de noviembre la CE hará pública su evaluación de las medidas que un grupo de países con déficit excesivo, entre ellos España, han comenzado a tomar para enderezar sus finanzas públicas.

Tanto Almunia como Juncker se han referido en términos muy duros a la mala situación del presupuesto en Grecia, país que ha sido objeto de una atención especial por parte del Eurogrupo. El nuevo gobierno socialista griego ha comunicado que el déficit público este año será el doble de lo comunicado a Bruselas por el anterior Ejecutivo, cercano al 13%.

Almunia ha dicho sobre las estadísticas proporcionadas por Grecia:

«Queremos saber qué ha pasado y por qué.»

«Estamos muy preocupados por las discrepancias crecientes en las estadísticas.»

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído