Se une así a Australia e Israel

Noruega es el primer país europeo en subir los tipos de interés

Ha conseguido solventar la crisis gracias a los ingresos por petróleo

El gobernador del Banco Central de Noruega ha justificado la medida afirmando que la actividad económica se ha reactivado con mayor rapidez de la que se esperaba

Mientras la Reserva Federal de Estados Unidos y el Banco Central Europeo insisten en mantener los tipos de interés a niveles mínimos para hacer frente a la crisis, el banco central de Noruega, el Norges Bank, ha decidido elevar sus tipos un cuarto de punto porcentual, hasta el 1,50%, para frenar la expansión monetaria en el país.

Noruega no es la primera economía mundial que sube los tipos. A comienzos de octubre el Banco de Australia subió el precio del dinero en 0,25 puntos porcentuales, hasta el 3,25%, convirtiéndose así en la primera economía del G-20 en hacerlo, e Israel hizo lo mismo hace unos meses. En Europa no se esperan decisiones similares del Banco Central Europeo ni del Banco de Inglaterra antes del segundo semestre del próximo año.

El gobernador del Banco Central de Noruega, Svein Gjedrem, ha justificado la medida afirmando que «la actividad económica se ha reactivado con mayor rapidez de la que se esperaba». En ese sentido, no descarta volver a subir los tipos a medio plazo porque la economía mundial «vuelve a mostrar señales de crecimiento».

En cualquier caso, si la corona noruega se aprecia demasiado por esta política monetaria, el Norges Bank no descartaría bajar los tipos en el futuro.

Gjedrem indicó además que hasta marzo de 2010, cuando se presente el próximo informe sobre política monetaria, está previsto que los tipos en ese país queden en una banda que oscile entre el 1,25 y el 1,75%.

El país nórdico, que cuenta con 4,8 millones de habitantes y no es miembro de la Unión Europea, ha conseguido solventar la crisis económica mejor que otras naciones europeas gracias a su gestión de los ingresos por el petróleo. Éstos se invierten en un fondo público valorado en más de 267.000 millones de euros.

«Afortunadamente para la economía noruega, los precios del petróleo se han mantenido relativamente altos», ha afirmado el gobernador Svein Gjedrem. «Las medidas implementadas también parecen haber sido efectivas», añadió.

En ese sentido, la economía noruega ha vuelto a mostrar signos de crecimiento. Su sector inmobiliario ha conseguido recuperarse, mientras que la tasa de paro nacional se situó en el 2,8% en septiembre. Europa Press

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído