Garrigues Walker critica a la clase política española

«Los políticos actuales no están a la altura de las circunstancias»

Cree necesario un pacto entre PSOE y PP para salir de la crisis

El estamento político español tiene que asumir una mínima responsabilidad democrática para salir y aportar los elementos de solución a la crisis

El presidente de Garrigues, Antonio Garrigues Walker, abogó hoy por sustituir la confrontación por el diálogo entre el Partido Socialista y el Partido Popular con el objetivo de alcanzar acuerdos de Estado para la salida de la crisis, sobre todo, en política financiera y respecto a la situación de las cajas de ahorro.

«El estamento político español tiene que asumir una mínima responsabilidad democrática para salir y aportar los elementos de solución a la crisis», afirmó Garrigues, durante un desayuno informativo organizado por Executive Forum España.

El político y jurista consideró que los principales problemas que España tiene que abordar para salir de la crisis son la productividad, la innovación, la competitividad y la educación. «Habrá que hacer algo», incidió Garrigues, quien lamentó que el actual «exceso de radicalización de los partidos afecta directamente a la salida de la crisis económica».

Garrigues criticó que la clase política española «no está a la altura de las circunstancias», ya que su grado de desafección en todos los temas «es absoluto», lo que provoca que «no exista diálogo social». «El diálogo es la condición básica y España no tiene una sociedad civil estructurada», apuntó.

«LA BANCA ESPAÑOLA LO HA HECHO BIEN»

Garrigues defendió la «coherencia y sensatez» de la banca española frente a los grandes centros financieros de Wall Street y la City londinense, a quienes acusó de ser los responsables del «colapso» financiero. «La banca española lo ha hecho bien, que nadie crea que España es el peor país en este sentido, ya que la situación de la banca inglesa es desastrosa», apuntó.

El jurista apostó por la autorregulación del mundo financiero aplicando una base de «ética» frente a la sobrerregulación. En este sentido, Garrigues destacó que las políticas planteadas por EE.UU, Reino Unido y Suiza sobre los sueldos y los bonus a los directivos aportarán a estos gobiernos un total de 400.000 millones de dólares de la banca (275.750 millones de euros).

Respecto al origen de la crisis, el jurista explicó que España «no tuvo la culpa de la crisis financiera pero sí de la inmobiliaria» y que ambas contienen una «base de corrupción», ya que «todo el mundo sabía que existían» antes del estallido de la crisis.

Garrigues advirtió de que la crisis está provocando un aumento de la economía sumergida en España, y que la corrupción se ha convertido en una de «las leucemias básicas del mundo». «Todo el mundo anda buscando paraísos financieros para evitar los impuestos bancarios», apuntó Garrigues, quien explicó que «éste será un tema que los políticos también tendrán que afrontar de alguna manera». Europa Press

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA
Autor

Antonio Martín Beaumont

Antonio Martín Beaumont, politólogo y periodista, es el actual director de ESDiario.com.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído