AENA amenaza con rebajar el salario de los controladores hasta un 30%

Los controladores han denunciado que AENA les ha amenazado con reducir su salario el mes que viene entre un 25% y un 30%, después de que este mes de manera «unilateral» y por decreto hayan visto su salario reducido en torno a un 20%, y criticó la «nula disposición» por parte de AENA para negociar.

En declaraciones a Telecinco, el portavoz del sindicato mayoritario USCA, César Cabo, informó de que ayer por la tarde los controladores y AENA reanudaron las conversaciones para la negociación colectiva si bien no se solucionaron los temas más urgentes.

«Dos no negocian si uno no quiere y es claramente AENA quien no quiere negociar», aseguró Cabo, quién insistió en que la voluntad de los controladores es como trabajadores responsables apostar por la negociación si bien, lamentó, «no se nos está dando la oportunidad.

Cabo, miembro de la comisión negociadora de USCA formada por 12 controladores y que ha sido renovada para dotar de otro enfoque a la negociación, reveló que el sindicato ha solicitado a Fomento que actúe como mediador en la negociación para lo que ha pedido una reunión a la secretaria de Estado de Transportes, Concepción Gutiérrez, para que ambas partes se sienten a negociar.

El portavoz de USCA, que negó que fuera el sindicato quien se levantara de la mesa el pasado mes de febrero, admitió sin embargo que el colectivo la negociación interrumpió la negociación en «vista la actitud no negociadora de AENA y de las medidas de presión» que el ente público ha estado ejerciendo sobre el colectivo, a raíz de la aprobación del Real Decreto.

«Hemos ofrecido una lista de mínimos para que el servicio fuera viable y a fecha de hoy todavía no tenemos respuesta», lamentó, para recalcar preguntado por la posibilidad de que la lenta marcha de la negociación derive en un huelga de celo que la voluntad de los controladores es «negociar» con el matiz de que la nueva ley les obliga a hacerlo en «otras condiciones».

«ATROPELLO» A LOS DERECHOS DE LOS TRABAJADORES.

En esta línea, recordó que la nueva ley supone el mayor «atropello» en derechos laborales en la historia de España, y advirtió que podría hacerse extensible a otros funcionarios al sentar un precedente «indignante» en lo que se refiere a las negociaciones entre Administración y sindicatos. Por ello, recordó han recurrido el Real Decreto ante la Audiencia Nacional, cuya vista se celebrará el próximo 5 de mayo. «Confiemos en que los jueces nos den la razón», apuntó.

«Se nos han impuesto una serie de condiciones sin negociar, se nos ha bajado el salario, se nos ha aumentado la jornada, los descansos regulados por Eurocontrol se han disminuido y así no se puede funcionar», aseguró, para reiterar que todo ello, sumado al cese de actividad a los 57 años ha supuesto una carencia de personal, que el resto del colectivo debe asumir.

No obstante, reconoció que la jubilación de controladores a los 57 años no pone en riesgo la seguridad aérea aunque reduce «drásticamente» la plantilla en el Centro de Control de Madrid, lo que se hubiera evitado al contemplar una moratoria de unos meses mientras se forma nuevo personal.

«Estamos dispuestos a rebajar nuestras condiciones, pero los problemas económicos de AENA no son causa de nuestros salarios, que son muy elevados por falta de plantilla y por la acumulación de horas extra muy bien pagadas pero pactadas, sino de una política de infraestructuras muy poco acertada que ha llevado al ente a una situación prácticamente de quiebra, con una deuda de 12.000 millones de euros», opinó.

USCA PIDE A AENA UNA POSTURA MAS DIALOGANTE.

Por otro lado, USCA acusó a AENA en un comunicado de no querer resolver «ninguno de los temas más urgentes como los servicios forzosos y la fijación de una jornada y un régimen de descansos que permitan a los controladores aéreos desarrollar su labor con los más altos niveles de seguridad exigibles, a pesar de la buena voluntad mostrada por el sindicato para acordar un régimen transitorio que permita una negociación tranquila».

Según denunció el sindicato, AENA se niega a negociar los conceptos salariales que marca la Ley que regula la prestación de servicios de tránsito aéreo del día 14 de abril, incumpliendo el texto de la propia Ley que indica que dichos conceptos deben fijarse en el marco de la negociación colectiva.

Ante esta situación, USCA mostró su preocupación por lo que en su opinión es una falta de diálogo por parte de AENA, teniendo en cuenta que con la entrada en vigor de la Ley, han

aumentado las carencias de personal lo que genera un aumento «drástico de los servicios forzosos, así como la disminución del necesario descanso de los trabajadores».

«No sabiendo cuando desaparecerá la nube volcánica producida por el volcán islandés y ante el previsible aumento del tráfico aéreo en la temporada veraniega, es indispensable que la postura empresarial sea más dialogante para lograr que, en los próximos meses, los aeropuertos españoles no vean afectada su plena operatividad y se trabaje de una manera segura y efectiva», concluye el sindicato.

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído