(Ampliación) El Ibex pierde un 0,21% pero mantiene los 9.700 puntos

El parqué madrileño ha cerrado la sesión con una caída del 0,21%, que ha situado al Ibex 35 en el nivel de los 9.721,8 puntos, con lo que el selectivo ha regresado a la senda de descensos, aunque ha logrado contener la caída en niveles moderados, en una jornada marcada de nuevo por el repunte de la prima de riesgo.

El selectivo llegó a perder en algunos momentos de la jornada casi un 2%, hasta marcar un nivel mínimo de 9.558 enteros (14.56 horas), pero logró moderar la caída pese a la asuencia de referencias de Wall Street cerrada por la festividad del Día de Acción de Gracias.

El cierre alcista del miércoles tampoco permitió que el selectivo comenzase la jornada con ganacias y durante toda la jornada se ha situado en números rojos.

Los mayores avances fueron para Ebro Foods (+4,28%), ArcelorMittal (+2,39%), Sacyr Vallehermoso (+2,03%), Gamesa (+1,86%), Iberia (+1,20%), Repsol YPF (+0,99%), BBVA (+0,53%) y Banco Sabadell (+0,23%).

Banco Santander, por su parte, terminó plano mientras Bankinter perdió un 1,1% y Banesto, un 0,42%. Entre los descensos también se colocaron Abengoa (-4,31%), Enagás (-2,93%), REE (-2,87%), Endesa (-2,74%), Iberdrola (-0,53%) y Telefónica (-0,35%).

En Europa, los principales indicadores mostraron repuntes al cierre de la sesión, que lideró Francfort (+0,82%), por delante de Londres (+0,74%) y París (+0,34%).

En el mercado de divisas, el euro ha recuperado levemente posiciones frente al dólar y al cierre de la sesión bursátil el cambio entre las dos monedas ha quedado fijado en 1,3375 unidades.

CAIDA DEL MERCADO ESPAÑOL.

Los expertos consultados por Europa Press insisten en destacar que aún persisten la incertidumbre y el miedo pero que Portugal y España presentan grandes diferencias con respecto a Irlanda, ya que, entre otros factores, el sistema financiero español es solvente.

En este sentido, Daniel Pingarrón, analista de IG Markets, subraya que la situación anima a «una especulación de trazo grueso que tiende a homogeneizar realidades incomparables», y que los movimientos que están afectando al mercado español giran en torno a tres factores: posiciones cortas en los valores bancarios de los países con dudas (especialmente Santander y BBVA por su gran liquidez); compra de CDS de los bonos problemáticos y venta de futuros de esos mismos bonos.

A su juicio, estas tres acciones que se realizan de manera apalancada (moviendo así un nominal más elevado) contribuyen a que cunda el pánico, que es recogido por los inversores convencionales que deshacen posiciones, agravando el castigo. De esta manera, se amplían los ‘spreads’ de deuda, que acercan a los países al rescate al impedir una financiación sostenible.

Asimismo, subraya que pese a que el presidente del Bundesbank y miembro del Consejo de Gobierno del Banco Central Europeo (BCE), Axel Weber, ha insinuado que la cantidad del fondo de 750.000 millones de euros se puede ver ampliada, «dicho fondo no está preparado para tener que rescatar a España».

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído