El Dow Jones sube un 0,38 por ciento y el S&P 500 alcanza su nivel más alto en dos años

El Dow Jones sube un 0,38 por ciento y el S&P 500 alcanza su nivel más alto en dos años
A esta hora el Dow Jones sumaba 43,02 puntos hasta 11.405,21, el índice compuesto del mercado Nasdaq ascendía un 0,61% (15,95 puntos) hasta 2.610,87. EFE/Archivo

Wall Street moderaba hoy las ganancias de la mañana y su principal indicador, el Dow Jones de Industriales, subía un 0,38% hacia la media sesión, mientras que el selectivo S&P 500 lograba alcanzar su nivel más alto en dos años.

Así, a esta hora el Dow Jones sumaba 43,02 puntos hasta 11.405,21, el índice compuesto del mercado Nasdaq ascendía un 0,61% (15,95 puntos) hasta 2.610,87 y el selectivo S&P 500 avanzaba el 0,5% (6,16 enteros) hasta 1.229,28, después de haber tocado momentáneamente los 1.235,05 puntos, su nivel más alto desde septiembre de 2008.

El parqué neoyorquino continuaba así con la tendencia alcista con la que había arrancado esta segunda jornada de la semana, aunque de manera más moderada, después de que el presidente de Estados Unidos, Barack Obama, anunciase un principio de acuerdo para prolongar por dos años los recortes tributarios para todos los estadounidenses.

El acuerdo entre los dos grandes partidos del país incluye además prolongar por otros 13 meses de los beneficios de desempleo, que se agotaron la semana pasada, y permitirá que, tal como exigían los republicanos, la extensión de los recortes tributarios aplique también para los que ganan más de 250.000 dólares anuales.

La prolongación de los recortes tributarios fue recibida con optimismo por los inversores, que vieron su ánimo respaldado por el último informe del Instituto de Gestión de Suministros (ISM), que pronosticó que tanto el sector manufacturero como el de servicios en Estados Unidos continuarán creciendo en 2011.

La encuesta que realiza esa entidad cada medio año entre gestores de compras de este país refleja que en 2011 la actividad del sector manufacturero será «positiva» y registrará en conjunto un aumento neto anual de sus ingresos del 5,6%, mientras que el sector servicios continuará creciendo pero de manera más moderada.

Hacia el ecuador de la sesión, tan solo 5 de los 30 componentes del índice Dow Jones se colocaban en terreno negativo: el grupo 3M (-3,04%) -pese a haber publicado buenas previsiones de ganancias para 2011-, la financiera JPMorgan Chase (-0,45%), la tecnológica Hewlett-Packard (-0,4%), el grupo Walt Disney (-0,21%) y el emisor de tarjetas de crédito American Express (-0,09%).

En ese mismo índice destacaban los ascensos del conglomerado General Electric (3,05%), el fabricante de maquinaria pesada Caterpillar (2,54%), la petrolera Chevron (1,42%), las cadenas Home Depot (1,35%), McDonald’s (1,28%) y Wal-Mart (1,25%), la telefónica AT&T (1,22%) y el grupo alimenticio Kraft (0,99%), entre muchas otras.

Fuera de ese índice destacaba el ascenso del 3,71% que anotaba el banco estadounidense Citigroup después de que el Departamento del Tesoro de EE.UU. anunciase la venta de su último paquete de acciones de ese banco, lo que le permitirá cerrar la operación de rescate del banco con una ganancia bruta de 12.000 millones de dólares.

Sobresalía además el ascenso del 5,21% de las acciones que se cotizan en la Bolsa de Nueva York del grupo español de comunicación Prisa, después de que el pasado viernes se estrenase en el parqué neoyorquino con un descenso del 5,44%.

Del sector energético destacaba este martes la noticia de que la compañía estadounidense de gas natural AGL Resources se hará por 2.400 millones de dólares con la empresa Nicor, para crear así una de las mayores distribuidoras de ese combustible en Estados Unidos.

Tras el anuncio, Nicor subía un 5% en Bolsa, mientras que AGL se dejaba un 4,74%.

En el mercado Nasdaq, Google subía un 2% un día después de haber lanzado la mayor librería digital por internet, mientras que en otros mercados el oro descendía hasta los 1.407,8 dólares la onza, el crudo de Texas bajaba hasta los 88,67 dólares por barril, el dólar se fortalecía -y por un euro se pagaban 1,3298 dólares-, y la rentabilidad de la deuda pública a 10 años subía al 3,12%.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído