Libia. La CNE descarta problemas de suministro pero prevé «altos precios», que impactarán en las economías europeas

La Comisión Nacional de la Energía (CNE) considera que la interrupción del suministros de petróleo procedente de Libia a España tendría «un alcance muy limitado». Ante la crisis generada en este país, el regulador considera previsible que los diferentes gobiernos europeos adopten planes de ahorro energético, no tanto motivados por dificultades físicas de suministro como derivadas del impacto de los altos precios del crudo en las economías nacionales.

El Consejo de Administración de la CNE examinó este jueves el impacto de la crisis de Libia en la seguridad del suministro a España. Según sus conclusiones, no hay problemas de suministro y la repercusión de una posible interrupción de los suministros tendría un alcance muy limitado.

El informe analizado por el organismo supervisor indica que en el año 2010 Libia se situó como el segundo suministrador de crudo a España. En concreto, el 13% del total de las importaciones procedieron de este país, situándose por detrás de Irán (14%).

A pesar de ello, el grado de diversificación del suministro de crudo a España es lo suficientemente amplio, dado el peso similar (entre el 9% y 12%) de las importaciones procedentes de otros países, como Rusia, Nigeria, México y Arabia Saudí.

De hecho, el mercado de crudo internacional físico diario (mercado «spot») «garantiza la flexibilidad en cuanto a alternativas de suministro».

A pesar de lo anterior, la CNE admite que «crisis geopolíticas de las características actuales conllevan una mayor volatilidad en los mercados internacionales que se reflejan en alzas de las cotizaciones de los crudos de referencia». Este es el caso de la calidad de crudo Brent, referencia europea, cuyos precios están aumentando en mayor medida que el crudo WTI, referencia americana, dada la mayor exposición del mercado europeo a los suministros provenientes de Oriente próximo.

Por ello, la CNE considera previsible que desde los diferentes gobiernos europeos se adopten posibles planes de ahorro energético, no tanto motivados por dificultades físicas de suministro como derivadas del impacto de los altos precios del crudo en las economías nacionales.

RESERVAS DE PETRÓLEO

El organismo que preside Maite Costa recordó, además, que España cuenta con reservas de petróleo para más de 90 días, utilizables con permiso de la Agencia Internacional de la Energía (AIE) y de forma coordinada con otros países. Adicionalmente, destacó la solidez del sistema español, cuya situación geográfica aporta una gran flexibilidad de vías de entrada de suministro de crudo, con refinerías repartidas por todo el territorio español y localizadas en su mayoría en el litoral.

De igual modo, el sistema logístico español cuenta con una red integrada de oleoductos que conectan las refinerías con los principales centros de consumo y que tiene garantizado por Ley el derecho de acceso al mismo.

APROVISIONAMIENTO DE GAS

Con respecto al aprovisionamiento de gas a España e Italia, a principios de los años 70, Libia fue el primer país proveedor de GNL (gas natural licuado) al mercado español.

Sin embargo, desde mediados de los años 80, la capacidad de producción de GNL de Libia se ha visto muy limitada tras la nacionalización de la industria del gas y petróleo y como consecuencia de las sanciones y el embargo internacional sufrido por Libia.

Por este motivo, las importaciones de GNL procedente de Libia del mercado español se mantienen en niveles muy bajos, suponiendo en la última década entre el 1 y el 2% del aprovisionamiento de gas del mercado español.

En 2010, las importaciones españolas de GNL de Libia (0,7 bcm -millones de metros cúbicos-) solo supusieron un 1,6% del total de importaciones de gas, por lo que «podrían ser reemplazadas sin especial dificultad en caso de interrupción de este suministro». Además, la producción de GNL de Libia, dirigida principalmente al mercado español, solo supone un 0,3% de la producción mundial de GNL.

Por otra parte, Libia exporta unos 9 bcm por el gasoducto «GreenStream» a Italia. En este sentido, la CNE subraya que la energética italiana ENI ha informado del cierre del gasoducto GreenStream, que conecta Libia con Sicilia y el sur de Italia, y que supone un 10% de los aprovisionamientos de gas a Italia.

En la misma nota, ENI señaló que puede satisfacer la demanda de sus consumidores de gas. No se indican las causas ni la posible duración de la interrupción.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído