La Bolsa de Wall Street se despide de «Irene» con fuertes avances

La Bolsa de Wall Street se despide de "Irene" con fuertes avances
El Dow Jones de Industriales, el principal indicador del parqué neoyorquino, cerró la jornada con un sólido avance del 2,26 por ciento para quedar en 11.539,25 puntos. EFE/Archivo

la Bolsa de Wall Street cerró hoy con fuertes avances impulsada por el mayor aumento en dos años del gasto de los consumidores estadounidenses y mientras decía adiós al huracán «Irene», cuyo paso por Estados Unidos fue menos devastador de lo temido.

El Dow Jones de Industriales, el principal indicador del parqué neoyorquino, cerró la jornada con un sólido avance del 2,26 por ciento para quedar en 11.539,25 puntos, con lo que continuó la tendencia alcista de la semana pasada, cuando acumuló otra subida del 4,32 por ciento e interrumpió cuatro retrocesos semanales.

Más pronunciados fueron este lunes los ascensos de los otros dos principales índices de Wall Street: el selectivo S&P 500 ganó el 2,83 por ciento y el índice compuesto del mercado Nasdaq el 3,32 por ciento.

Los inversores dieron la bienvenida así a las primeras estimaciones de los daños materiales de «Irene», que según las autoridades podrían estar entre los 1.000 y los 4.000 millones de dólares, lejos de las decenas de miles de millones de dólares que habían temido algunos operadores.

De cualquier modo, los fuertes vientos e inundaciones provocadas por el ciclón, que se ha cobrado con la vida de al menos 21 personas y ha dejado a cinco millones de estadounidenses sin luz, motivaron la subida de las aseguradoras que cotizan en Wall Street: Allstate ganó un contundente 8,5 por ciento, AIG un 7,48 por ciento y Travelers un 5,07 por ciento.

«Irene», que llegó degradado a tormenta tropical el domingo a Nueva York, motivó el primer cierre de la historia del sistema público de transporte de la Gran Manzana por un desastre natural, por lo que se había temido que los corredores de bolsa no pudieran acudir hasta el parqué neoyorquino esta jornada.

La reanudación del metro desde primera hora de la mañana consiguió que los neoyorquinos pudieran acudir con relativa normalidad a sus puestos de trabajo, aunque el volumen de contrataciones en la Bolsa de Nueva York se redujo en comparación con las pasadas semanas, pero dentro de lo normal para ser agosto.

El comienzo de la vuelta a la normalidad también se vio en la apertura de los aeropuertos que dan servicio a Nueva York, por lo que las aerolíneas fueron otras de las grandes ganadoras de esta jornada: JetBlue subió el 7,13 por ciento, US Airways el 5,51, Delta el 5,34 y United Continental el 3,74 por ciento.

En cualquier caso, el paso menos feroz de lo temido de «Irene» no fue el único factor que motivó las compras esta jornada en el parqué neoyorquino, que dio la bienvenida al aumento del 0,8 por ciento del gasto de los consumidores de EEUU en julio, su mayor ascenso en dos años, así como a la subida del 0,3 de los ingresos de los trabajadores, informó el Departamento de Comercio.

La noticia relajó las preocupaciones sobre el estado de la mayor economía mundial y se unió al ánimo optimista que llegaba procedente del otro lado del Atlántico, donde las principales bolsas europeas terminaron con sólidos ascensos: Madrid ganó el 2,56 por ciento, Milán el 2,3 , París el 2,16 y Fráncfort el 2,39 por ciento.

El principal responsable de esos números verdes fue el parqué de Atenas, que vivió el mayor alza de su historia (del 14,37 por ciento) después de que los bancos griegos Alpha Bank y EFG Eurobank, los dos mayores del país, alcanzasen un acuerdo para su fusión, de la que surge el mayor instituto financiero privado del sureste europeo bajo el nombre Alpha Eurobank.

También fue un banco el principal protagonista en el ámbito empresarial estadounidense, en este caso Bank of America, que anunció hoy que venderá a un grupo privado de inversores 13.100 millones de acciones comunes del Banco de Construcción de China (CCB), lo que supone cerca de la mitad de su participación en ese banco, por 8.300 millones de dólares en efectivo.

El mayor banco de EEUU por activos terminó así con un notable avance del 8,12 por ciento, con el que impulsó a su vez a todo el sector financiero, que ganó en su conjunto el 2,94 con ascensos en entidades como Citigroup (4,86 %), Morgan Stanley (4,27 %), JPMorgan Chase (3,95 %), Goldman Sachs (3,87 %) o Wells Fargo (3,38 %).

Teresa de Miguel

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído