(Am)España planteará iniciativas de lucha contra la evasión fiscal internacional en el próximo Consejo Europeo

El Gobierno planteará en el próximo Consejo Europeo, que se celebrará a finales de semana, varias iniciativas para que todos los estados miembros mejoren la coordinación de la lucha contra la evasión fiscal y la planificación agresiva, según ha avanzado este miércoles el ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro, durante la sesión de control al Gobierno en el Pleno del Congreso.

«El Gobierno está siendo muy activo en el ámbito europeo. La lucha contra (el fraude fiscal, la evasión, la planificación fiscal agresiva y el traslado de beneficios a países con menor tributación) no puede referirse al territorio nacional», ha recordado el ministro.

Por eso, el Gobierno llevará «iniciativas importantes» a este respecto al próximo Consejo Europeo, en aras a conseguir una «acción coordinada» para que los estados miembros «intensifiquen los esfuerzos contra el fraude y la evasión, y para combatir la planificación fiscal agresiva y el traslado de beneficios a países con una menor tributación».

En este sentido, Montoro ha reiterado su «pleno compromiso» con el proyecto contra la erosión y el traslado de beneficios (BEPS, por sus siglas en inglés) de la OCDE, que a debería terminar convirtiéndose en una directiva comunitaria.

OBJETIVO PRIORITARIO PARA LA AGENCIA TRIBUTARIA

En cualquier caso, el titular de Hacienda ha asegurado que el Gobierno lleva desde el inicio de la legislatura mostrando «toda su voluntad» de combatir este tipo de «prácticas fiscales abusivas» de cualquier empresa transnacional, y ha defendido que la Agencia Tributaria (AEAT) está realizando una «labor encomiable» en este sentido en el marco del Plan de Control Tributario 2014.

Además, Montoro ha recordado que en España existe un Impuesto de No Residentes que «grava los beneficios obtenidos en el país por compañías extranjeras que operan mediante establecimientos permanentes, independientemente de que tengan o no centros de producción», y ha subrayado que con la reforma fiscal también se ha «avanzado bastante» en la definición de normativas como la de precios de transferencia o tratamiento de los instrumentos híbridos en el Impuesto de Sociedades.

INCREMENTAR LA RECAUDACION UN 2.500%

Sin embargo, el portavoz económico de CiU, Josep Sánchez Llibre, cree que aún es posible hacer más en esta materia, porque es «terriblemente injusto» que las ocho mayores multinacionales tecnológicas que operan en España y «facturan cientos de millones de euros» sólo aportaran a las arcas públicas 17 millones de euros el año pasado.

«Urge corregir esos desequilibrios y es necesario mejorar la redistribución del sistema fiscal», defiende el nacionalista catalán, que propone, por una parte, aplicar las interpretaciones dinámicas de los convenios de doble imposición, avalados por recientes sentencias del Tribunal Supremo (TS).

Pero, además, cree que la Agencia Tributaria debería exigir a todas las compañías internacionales con establecimiento permanente en España que «tributen por sus beneficios reales con empresas separadas e independientes de la matriz, evitando que sólo tributen por los ingresos percibidos por sociedades comisionistas o de marketing del grupo».

De esta manera, el responsable de CiU asegura que el Gobierno podría incrementar la recaudación por beneficios empresariales entre un 2.000% y un 2.500%, es decir, «multiplicar por 20 o 25 las cantidades actualmente recaudadas».

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído