CaixaBank augura que el inmobiliario todavía impactará las cuentas en 2015 y 2016

El consejero delegado de CaixaBank, Gonzalo Gortázar, ha augurado que el lastre inmobiliario va a tener un impacto en la cuenta de resultados «todavía significativo» en 2015 y 2016, y su digestión se va a alargar bastantes años, aunque de forma decreciente.

En la presentación de los resultados de CaixaBank de 2014, el presidente de la entidad, Isidre Fainé, ha añadido que «las grandes provisiones ya se han hecho», y Gortázar ha explicado que las provisiones para 2015 se podrán reducir porque la expectativa es que el coste del riesgo pase del 1% de 2014 al 0,8%.

La actividad inmobiliaria supuso un impacto negativo en la cuentas de CaixaBank de 1.148 millones de euros en 2014, con una ratio de morosidad que alcanza el 58,7%, lo que se vio compensado por una aportación del negocio bancario y asegurador de 1.541 millones (con una morosidad del 6,2%) más 227 millones de las participadas.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído