Bruselas revisa al alza las previsiones de crecimiento para la UE pero avisa de aumento de riesgos

La economía de la eurozona crecerá un 1,3% este año y se acelerará al 1,9% en 2016, mientras que el conjunto de la UE avanzará un 1,7% y un 2,1%, respectivamente, según las previsiones de invierno publicadas este martes por la Comisión Europea.

El Ejecutivo comunitario ha mejorado ligeramente sus últimos pronósticos de noviembre (cuando calculó un crecimiento para la eurozona del 1,1% en 2015 y del 1,7% en 2016; y del 1,5 y 2%, respectivamente para el conjunto de la UE) gracias a la caída del precio del petróleo, la depreciación del euro, la intervención del Banco Central Europeo (BCE) y el plan de inversión que quiere poner en marcha Bruselas.

No obstante, la Comisión ha avisado de que desde otoño la incertidumbre y los riesgos han aumentado debido a las tensiones geopolíticas (en particular el conflicto en el este de Ucrania), la volatilidad en los mercados financieros (por las dudas en Grecia) y la divergencia de las políticas monetarias entre las grandes economías del mundo, así como a la incompleta aplicación de reformas estructurales.

«Las perspectivas económicas para Europa son hoy un poco más brillantes que cuando presentamos nuestras últimas previsiones. La caída en los precios del petróleo y un euro más barato están proporcionando un estímulo bienvenido para la economía de la UE», ha dicho el comisario de Asuntos Económicos, Pierre Moscovici. «Pero todavía queda mucho trabajo duro por hacer para generar empleo», ha agregado.

Por primera vez desde el inicio de la crisis, Bruselas prevé que todos los Estados miembros estén en territorio positivo en 2015. Entre los grandes países, los que más crecen este año son Polonia (3,2%), Reino Unido (2,4%) y España (2,3%). La economía alemana avanzará un 1,5%, mientras que Francia lo hará un 1% e Italia es uno de los Estados miembros que menos crece (0,6%). Entre los países rescatados, Chipre apenas progresa un 0,4%, Portugal un 1,6% e Irlanda es el que registra un mejor resultado (3,5%).

Por lo que se refiere a Grecia, la Comisión revisa ligeramente sus previsiones de crecimiento hasta situarlas en el 2,5% para este año (en lugar del 2,9% calculado en noviembre) y el 3,6% en 2016 (en lugar de 3,7%). «La incertidumbre sobre la dirección de las políticas está afectando a la confianza y podría hacer mella en la velocidad de la recuperación», avisa el Ejecutivo comunitario.

LA INFLACION SIGUE CAYENDO Y EL PARO BAJA LENTAMENTE

La Comisión prevé que la inflación siga cayendo durante la primera mitad del año debido a la bajada del precio del petróleo y de las materias primas. Los precios sólo empezarán a remontar desde mediados de 2015 y en 2016 a medida que la recuperación se acelere y los salarios suban. En la UE, la inflación se situará de media en el 0,2% en 2015 y en el 1,4% el año que viene, mientras que en la eurozona será del -0,1% este año antes de subir al 1,3% en 2016.

En estas condiciones, la creación de empleo en la UE se acelerará en los próximos meses, pero la tasa de paro sólo disminuirá lentamente, ya que «el crecimiento económico será insuficiente para una mejora marcada». La tasa de paro caerá al 9,8% en la UE y al 11,2% en la eurozona en 2015 y al 9,3% y al 10,6% en 2016.

Por su parte, el déficit seguirá cayendo hasta el 2,6% este año y el 2,2% en 2016 en la UE y el 2,2% y el 1,9% en la eurozona. Y el nivel de deuda pública tocará techo este año en la eurozona en el 94,4% y bajará al 93,2% en 2016 (88,3% y 87,6%, respectivamente, en el conjunto de la UE).

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído