De Guindos dice que España crece, pero no hay que «ser complacientes»

El ministro de Economía y Competitividad, Luis de Guindos, ha señalado este lunes que, a pesar de la incipiente recuperación de la economía española, no hay que «ser complacientes», ya que existen «grandes desequilibrios a los que hacer frente», como la deuda pública, el endeudamiento privado y el desempleo.

En la presentación de la Cámara de Comercio de España, el ministro ha apuntado que España ha experimentado «un cambio de dirección sin precedentes». En su opinión, el país «ha dejado de ser el lastre» y ha pasado a «impulsar el crecimiento europeo», gracias a la creación de 400.000 empleos y un crecimiento a «velocidad de crucero por encima del 2%».

«Hoy la economía española es la que más crece de entre las grandes», según las recientes previsiones de la Comisión Europea, ha apuntado De Guindos. El ministro ha explicado que la depreciación del tipo de cambio y la bajada del precio del petróleo «no explican el giro de la economía española», sino que «lo decisivo han sido las bases sólidas para que el dinamismo de la economía se prolongue en el futuro». «España se ha convertido en referente de la política económica para generar crecimiento y empleo en la zona euro», ha añadido.

Según ha afirmado, el contexto internacional «no está exento de desafíos y de riesgos geopolíticos» y existen «nuevas amenazas a la estabilidad financiera». Por ello, el ministro ha asegurado que es importante «perseverar en los esfuerzos reformistas, sobre todo para consolidar tasas crecimiento a medio y largo plazo».

En este contexto, «la Cámara de España jugará un papel decisivo» y «será el motor esencial para el impulso de la internacionalización de las empresas», especialmente de las pymes, según ha afirmado De Guindos. Estas empresas deben afrontar sus «riesgos pendientes», como «fortalecer su estructura financiera y mejorar su gobierno corporativo», según ha contado el ministro.

El titular de la cartera de Economía ha considerado que la Cámara de Comercio de España tiene la misión de apoyar y mejorar la competitividad de las empresas españolas. Además, ha apuntado que la creación de esta nueva Cámara es «un hito importante en la modernización de la prestación de servicios vitales para el sector empresarial», y que se trata de un proyecto «ambicioso» que cuenta con el respaldo de «una amplia mayoría parlamentaria». Según el ministro, el tejido empresarial es «savia necesaria» de la economía.

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído