Remite el riesgo de deflación y recesión en Europa, pero no puede descartarse una crisis griega, según FMI

Dos de los principales riesgos para la economía mundial durante el pasado año, como eran la amenaza de recesión en la eurozona y la deflación, han disminuido, según el Fondo Monetario Internacional (FMI), que advierte de que no puede descartarse una «crisis griega» con el potencial de desestabilizar los mercados financieros.

«Los riesgos financieros y geopolíticos han aumentado», ha apuntado Olivier Blanchard, consejero económico y directivo del FMI, quien ha advertido de que «una crisis griega no puede descartarse» y ha apuntado que, de producirse tal evento, «podría desestabilizar los mercados financieros».

En cuanto a las previsiones de crecimiento para la economía mundial, que el FMI mantiene en el 3,5% este año y sitúa en el 3,8% en 2016, Blanchard ha subrayado que reflejan la recuperación de las economías avanzadas, con una expansión prevista del 2,4% este año y el siguiente, «compensando un descenso en el crecimiento de las emergentes», que crecerán un 4,3% en 2015, frente al 4,6% de 2014.

«Detrás de estas cifras hay un inusualmente complejo conjunto de fuerzas que dan forma a la economía mundial», ha señalado el directivo del FMI, citando el descenso en los precios del petróleo, la evolución de los tipos de cambio de las divisas, así como distintos factores heredados de las recientes crisis.

En este sentido, Blanchard ha subrayado que ante la diversidad de situaciones «es obvio» que las políticas deben ajustarse a la situación específica de cada país.

«El menú apropiado difiere entre los países», ha añadido Blanchard, quien ha apuntado que, debido a los costes a corto plazo vinculados a estas reformas, «el desafío sigue siendo elegir cuidadosamente y su implementación».

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Lo más leído