Las CC.AA. volverán a desviarse este año y acabarán con un déficit del 1,3%, según Fedea

La Fundación de Estudios de Economía Aplicada (Fedea) ha advertido de que las comunidades autónomas podrían acabar el año con un déficit del 1,3% frente al 0,7% que figura en el Programa de Estabilidad, por el sesgo en la previsión de ingresos.

En el Observatorio Fiscal y Financiero de las Comunidades Autónomas, Fedea considera «evidente» que las CC.AA. han «sesgado nuevamente al alza» el presupuesto de ingresos de 2015 y calcula que el error podría situarse en torno a un 0,6% del PIB, lo que sumado al déficit previsto del 0,7% dejaría a las CCAA en 2015 con un déficit que rondaría el 1,3%.

De esta forma, las comunidades volverían a desviarse de su objetivo un año más y prácticamente doblarían la cifra que figura en el Programa de Estabilidad para este año, lo que redundaría en un nuevo desvío del déficit público comprometido con Bruselas.

En este contexto, Fedea ve «conveniente», como ha recomendado la Autoridad Independiente de Responsabilidad Fiscal (AIReF), que Hacienda actúe pronto en las regiones en las que aprecia un riesgo elevado de incumplimiento, con el fin de corregir a tiempo las desviaciones observadas. En cualquier caso, cree que el riesgo se extiende a prácticamente todas las CC.AA, y no únicamente a las 10 que señala la AIReF.

Fedea explica que la previsión de ingresos recogida en los presupuestos autonómicos de 2015 parece «poco realista», puesto que han presupuestado unos ingresos no financieros superiores en 10.763 millones de euros a los registrados en 2014.

Una parte de este incremento (1.360 millones) se debe a la extensión de 10 a 20 años del plazo de devolución de los saldos deudores de las CC.AA. por las liquidaciones de 2008 y 2009 del sistema de financiación regional y al incremento previsto en los Presupuestos Generales del Estado de las entregas a cuenta y liquidaciones de los recursos de dicho sistema (970 millones).

El resto del incremento previsto de ingresos, sin embargo, está sujeto a una incertidumbre mucho mayor, según la Fundación. Así, las CC.AA. han previsto un incremento de casi 6.100 millones en las partidas de ingreso no sujetas a liquidación (entre los que se incluyen más de 4.300 millones en transferencias no ligadas al sistema de financiación), lo que, a su parecer, «podría ser excesivamente optimista».

Y «más arriesgada» consideran la previsión de que los ingresos por entregas a cuenta y liquidaciones del sistema de financiación excederán en más de 2.300 millones los previstos por este concepto en los Presupuestos. De hecho, el grueso de esta cantidad proviene de Cataluña y Comunidad Valenciana, que han incluido en sus presupuestos un anticipo sobre el Fondo de Competitividad que no está previsto ni en la ley de financiación regional ni en las cuentas de 2015.

LO MISMO DE AÑOS ANTERIORES

Según la fundación, durante los últimos años las comunidades han cuadrado sobre el papel sus presupuestos con sus objetivos de déficit «a base de inflar» sus previsiones de ingresos. A posteriori, estas previsiones han quedado muy lejos de cumplirse, provocando a su vez el incumplimiento de los objetivos de déficit.

Este patrón se ha mantenido durante 2014, cuando el 90% del desvió del déficit se debió a unos ingresos inferiores a los presupuestados. El grueso del problema se concentra en las partidas de ingresos gestionadas directamente por las CC.AA. y no sujetas a entregas a cuenta y liquidaciones estatales, que aportaron algo más de 4.700 millones a la cifra anterior.

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído