Grecia asegura que no traspasará sus «líneas rojas» para lograr un acuerdo con las instituciones

El Gobierno de Grecia confía en alcanzar un acuerdo con sus acreedores «lo más pronto posible», aunque siempre dentro de las «líneas rojas» establecidas por los griegos, y no descarta la opción de acabar celebrando incluso un referéndum.

«Lo mejor para nosotros es cerrar un acuerdo lo más pronto posible», declaró en rueda de prensa el portavoz del Ejecutivo del país heleno, Gabriel Sakellaridis.

En este sentido, el portavoz expresó la voluntad de Atenas de encontrar un acuerdo «mutuamente beneficioso» y recordó que «en una negociación las dos partes hacen concesiones».

Sin embargo, Sakellaridis advirtió de que cualquier acuerdo deberá quedar «dentro de las líneas rojas establecidas por los ciudadanos griegos», lo que excluiría la opción de recortar las pensiones.

Por otro lado, el portavoz del Ejecutivo heleno admitió que la cuestión de la deuda puede quedar fuera de las negociaciones en esta fase de las conversaciones por la falta de consenso, aunque reiteró que «es insostenible».

En cuanto a la opción de acabar convocando un referéndum, el portavoz afirmó que «el Gobierno no tiene nada que temer».

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Lo más leído