Wolf (FT) dice que España ha hecho los deberes y volverá a la situación precrisis en 2017

El editor asociado y director de Economía del Financial Times, Martin Wolf, ha afirmado este viernes que España se está recuperando de la crisis porque «está haciendo lo que tiene que hacer» para recuperar la productividad, y ha augurado que su PIB agregado volverá a la situación precrisis aproximadamente en 2017.

«España lo ha hecho muy bien y deberá seguir trabajando en lo que ha venido haciendo», ha manifestado Wolf en su intervención en la XXXI Reunión del Círculo de Economía en Sitges, donde ha alertado de que el resto de países de la eurozona siguen estando muy lejos de los niveles precrisis.

Ha augurado que el PIB agregado de la eurozona llegará a estos niveles en 2016, lo que ha subrayado que supone haber perdido ocho años, mientras que en cuanto al PIB per cápita de antes de la crisis no se alcanzará hasta 2017 o 2018.

Wolf ha constatado que España es el único país de la eurozona que ha aumentado la productividad, y ha asegurado que «es una historia totalmente diferente, un caso aparte, y con unas previsiones muy interesantes».

Asimismo, ha augurado que los próximos años habrá una recuperación progresiva de la economía mundial más marcada en Estados Unidos y Reino Unido que en la eurozona, y ha asegurado que España será el país que destacará en positivo, ya que es la única economía de la Europa continental que se espera que crezca al mismo ritmo que esos dos países que liderarán.

«La única economía que mejora enormemente sus previsiones es España. Estáis solos en este sentido», ha manifestado Wolf, que ha alertado de que la evolución positiva de España no es suficiente para que la eurozona mejore.

Ha manifestado que España cuenta con las previsiones de una economía «muy equilibrada», aunque ha alertado de que hay que aumentar los ingresos en el sector privado de forma sostenible para tener un crecimiento estable en el futuro.

«El futuro de una economía estable en España depende del crecimiento de la demanda, de la oferta y de la productividad a largo plazo», ha señalado Wolf, que ha añadido que también habrá que aumentar el crédito privado, sin llegar a otra burbuja crediticia.

LA INDEPENDENCIA «NO SIGNIFICA DEMASIADO»

Preguntado por el presidente de Banco Sabadell, Josep Oliu –que ha moderado la sesión–, sobre el encaje de Catalunya en España, ha opinado que se trata de una cuestión interna entre Catalunya y España, aunque ha confiado en que llegarán a una solución «satisfactoria y sensata».

Ha explicado que, en el caso de la posible independencia de Escocia de Reino Unido, les argumentó que «la independencia en un contexto moderno para una nación pequeñita no significa demasiado», por lo que se debe pensar cuidadosamente sobre si vale la pena o no, y al final los escoceses estuvieron de acuerdo con él, ha ironizado.

TIPOS DE INTERES AL 2%

Wolf ha alertado de que la eurozona seguirá en crisis durante años, y ha considerado que no se alcanzará una situación de normalidad hasta que los tipos de interés de los bancos centrales no estén a un 2% aproximadamente.

«No estamos cerca de esta situación de normalidad y no sabemos cuándo llegaremos, pero no lo haremos en muchos años», ha sostenido, y ha argumentado que la ralentización en la productividad y la demanda han afectado mucho al mundo desarrollado.

Ha constatado que las políticas monetarias actuales de los bancos centrales no tienen precedentes, y ha manifestado que, a pesar de que hay políticas monetarias «increíblemente agresivas, las economías son increíblemente débiles».

RIESGO DE ‘JAPONIZACION’ DE LA EUROZONA

Martin Wolf ha alertado de que el envejecimiento de la población y la debilidad de la demanda y el crecimiento en la eurozona hace que se esté convirtiendo en un «grandísimo Japón», que lleva décadas con estancamiento económico, y a ello ha atribuido que el presidente del Banco Central Europeo (BCE), Mario Draghi, pida reformas estructurales.

«No vamos a volver a la normalidad si se entiende como estar como antes de la crisis, porque es muy difícil imaginar un conjunto de tipos de interés y condiciones monetarias en el mundo desarrollado que se parezcan, a menos que haya un crecimiento repentino en el crecimiento mundial», lo que no ha previsto, por lo que esta es la nueva normalidad.

Ha argumentado que incluso China ha generado su crecimiento con «una de las mayores burbujas crediticias de la historia mundial» y una burbuja inmobiliaria.

Ha explicado que los momentos de demanda fuerte también en Europa han sido durante las burbujas de crédito, que son las que han generado la demanda.

En cambio, tras esta crisis, el crecimiento potencial bajo reduce el interés de las empresas por invertir, y el sector productivo no va a invertir en el mundo desarrollado, sino emergente, porque es donde se está generando la demanda.

GRECIA Y REINO UNIDO EN LA UE

Preguntado sobre la posible salida de Grecia y Reino Unido de la UE por motivos diferentes, ha descartado aventurar si se producirá o no, pero ha abogado por su continuidad en ambos casos, ya que de no ser así las consecuencias serían negativas.

En el caso de Grecia, lo ha atribuido a que su salida significaría que la unión monetaria no es irrevocable, y por tanto, cada vez que un país tuviese problemas habría especulaciones sobre su salida y ello empeoraría la crisis y obligaría a soluciones dolorosas.

En todo caso, ha asegurado que Grecia no puede pagar sus deudas y el dinero que ha recibido hasta ahora se debe dar por perdido, ya que no requiere solamente reformas estructurales, sino modificar «un sistema político disfuncional y una organización económica informal», lo que no se conseguirá en uno o dos años sino más a largo plazo.

En el caso de Reino Unido, ha considerado que se trata de un miembro infeliz de la UE porque no quiere ceder soberanía: «Queremos formar parte del sistema sin que el sistema nos moleste demasiado».

Por ello ha augurado que nunca se unirá a la eurozona, pero sí que seguirá en la UE: «Creo que al final del proceso, en el referendum la mayoría dará su apoyo a permanecer, porque el electorado británico no está loco y no optará por dar un salto al vacío. Nunca seremos la razón por la que fracase la UE, eso lo tienen que hacer ustedes».

La XXXI Reunión del Círculo de Economía, patrocinada por Indra, CaixaBank y KPMG, se celebra desde el jueves hasta este sábado con el lema ‘Para consolidar la recuperación. Dimensiones políticas, económicas y empresariales’.

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído