BBVA Research y Fedea coinciden en incentivar una contratación estable que ven muy rígida

El economista jefe de Economías Desarrolladas de BBVA Research, Rafael Doménech, y el director ejecutivo de la Fundación de Estudios de Economía Aplicada (Fedea), Angel de la Fuente, han coincidido este miércoles en que debería incentivarse la contratación indefinida, a la que ven rígida frente a una temporal flexible.

Así lo han indicado durante la jornada inaugural del curso ‘El nuevo modelo económico. Lecciones de la crisis’, organizado por la Universidad Internacional Menéndez Pelayo (UIMP) en colaboración con la Asociación de Periodistas de Información Económica (APIE) y patrocinado por BBVA.

Preguntados por las declaraciones del vicepresidente de la CEOE, Antonio Garamendi, en las que abogaba por un «despido libre» no gratuito, en el sentido de más flexible, y con una indemnización por despido más barata, De la Fuente ha señalado, en primer lugar, que «hay que ir hacia un mercado de trabajo más flexible y, sobre todo, más igualitario».

«Habría que buscar una cosa intermedia», ha dicho, para explicar a renglón seguido que se trataría de flexibilizar las condiciones del contrato indefinido y de «desflexibilizar» el temporal para «buscar un equilibrio». Más aún, se ha mostrado partidario del contrato único.

Por su parte, Doménech ha explicado que existe una situación de «flexirigidez» en el mercado del trabajo español, que hace que sea «completamente flexible en la contratación temporal y muy rígido en la indefinida», a lo que ha añadido que habría que incentivar esta última modalidad.

Al mismo tiempo, ha considerado necesario dar más margen a las empresas para fijar incrementos salariales frente a los convenios de sector, en el que «conviven empresas de tamaños y productividades tan diferentes que no tiene sentido que los salarios sean los mismos para todos».

CONTROL DEL GASTO PUBLICO.

Por otro lado, De la Fuente ha llamado a la «prudencia presupuestaria» para seguir avanzando en el control del déficit público, y ha lamentado que la Ley de Estabilidad Presupuestaria «no se esté aplicando con rigor».

Preguntado en este punto sobre si teme que se desboque el gasto público de los nuevos gobiernos autonómicos y locales, De la Fuente se ha limitado a advertir del riesgo que podría suponer para la estabilidad presupuestaria el «gastar más de la cuenta y en cosas sin beneficios sociales».

Concretamente, sobre la decisión del Gobierno de aumentar la pensión a madres a partir de dos hijos desde enero de 2016, De la Fuente ha tildado la medida de «alegría electoral» y ha dicho que «no se acaba el mundo» por su aplicación.

Al respecto, Doménech ha mostrado su preocupación por que los nuevos gobiernos sean capaces de conformarse de manera estable para poder llegar a acuerdos. «No sólo hace falta eso, sino también que tomen las decisiones adecuadas y que sirvan para reducir las incertidumbres de los ciudadanos y empresas. Si se dan esas premisas no habría ningún problema», ha añadido.

Doménech también ha señalado, sobre las medidas para fomentar la natalidad del Gobierno, que toda medida de esas características debe ir acompañada de una memoria económica para garantizar que se cuenta con los recursos suficientes.

En el capítulo de las pensiones, el economista de Fedea ha alertado de que es preciso acelerar la puesta en marcha de la última reforma de las pensiones, ante el ritmo de consumo del Fondo de Reserva de la Seguridad Social. Sobre esta cuestión, Doménech también ha sugerido que será necesario adoptar «medidas complementarias» a dicha reforma.

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Lo más leído