La Comisión de Economía del Parlamento Europeo ve «muy difícil» que España cumpla el déficit de 2016

El presidente de la Comisión de Economía del Parlamento Europeo, Roberto Gualtieri, ha anunciado que es «muy difícil» que España alcance el objetivo de déficit para el año 2016, situado en el 2,8% del PIB. Tras haberse reunido este viernes con diferentes autoridades políticas y económicas del país, ha hecho referencia a los desequilibrios que afronta el país, con especial hincapié en los altos índices de desempleo, a lo que se unen las vulnerabilidades externas que pueden afectarle, como la falta de un acuerdo en las negociaciones con Grecia.

No obstante, Gualtieri ha reconocido la recuperación que está protagonizando España, pero ha indicado que España debe asegurar que el país adoptará las reformas necesarias para alcanzar el objetivo marcado en el Pacto de Estabilidad de la UE en 2016.

En cuanto a los efectos de la intervención en el sector bancario español, Gualtieri ha manifestado que tras su reunión con el FROB, «no queda claro» cuánto dinero se podrá recuperar de las ayudas públicas inyectadas, aunque ha añadido que nadie desconoce que esa cifra es «superior a los 40.000 millones de euros». En cualquier caso, ha señalado que valorar si la intervención fue acertada o no, corresponde «a la opinión de cada uno» y que basta mirar la cotización actual de las acciones de Bankia «para conocer cuáles han sido las consecuencias».

En este contexto, el eurodiputado italiano ha anunciado una propuesta lanzada a las autoridades españolas para aumentar el dialogo entre las Cámaras del Parlamento nacional y el Parlamento Europeo que ayuden a comprender mejor la situación de ambas instituciones.

UNA SALIDA DE GRECIA LLEVARIA A UN «TERRITORIO DESCONOCIDO».

Sobre una hipotética salida de Grecia del euro, ha afirmado que España es plenamente consciente del «territorio desconocido» en el que se sumergiría toda la UE ante esta posibilidad. Este escenario «afectaría a todos los países miembros y también a España», ha asegurado Gualtieri.

Además, tras las reuniones mantenidas en España, la Comisión está convencida del compromiso que tienen las autoridades españoles para evitar que las negociaciones no concluyan en un acuerdo, ya que, como ha señalado el presidente del BCE, Mario Draghi, llevaría a todos los países de la eurozona a un escenario en el que «se podría dar cualquier situación». Así, la Comisión ha asegurado que se ha hablado de las posibles herramientas que tendría que aplicarse ante esa posible salida de Grecia, «aunque es un escenario que nadie quiere ni imaginar».

Asimismo y en referencia al Gobierno heleno, Gualtieri ha señalado que éste debe ser consciente de que las autoridades de la UE «no se chupan el dedo» y que el problema no se termina con la firma del acuerdo de 27.000 millones, sino que Grecia debe cumplir luego con lo pactado.

En cuanto al estado actual de las negociaciones y de cara a la próxima cumbre del euro que tendrá lugar el lunes, Gualtieri ha indicado que ante las diferencias en ciertas medidas, Grecia tiene que presentar propuestas alternativas. El contexto ahora mismo es menos ambicioso que el original, en el que se pedía un superávit significativo, mientras que ahora los acreedores se conformarían con un superávit primario del 1%, ha dicho.

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Lo más leído