IU-ICV reclama mañana en el Congreso un acuerdo europeo para auditar las deudas públicas y reestructurarlas

La Izquierda Plural (IU-ICV-CHA) considera imprescindible un gran acuerdo europeo sobre la deuda pública que permita a todos los estados miembros de la UE poner en marcha una auditoría y una reestructuración de las condiciones de devolución, alargando los plazos de pago y reduciendo los tipos de interés, y así lo defenderá este martes en el Pleno del Congreso.

La coalición pretende así que el Gobierno de Mariano Rajoy impulse en las instituciones comunitarias, y en pleno debate por la situación financiera de Grecia, este gran acuerdo sobre la deuda europea, que considera debe comenzar por la derogación del Pacto de Estabilidad y Crecimiento, del Pacto por el Euro Plus y del Tratado de Estabilidad, Coordinación y Gobernanza.

El portavoz económico del grupo parlamentario, Alberto Garzón, explica que esta iniciativa surge como apoyo a la «batalla» del Gobierno de Alexis Tsipras, que está siendo sometido a una campaña de «chantaje y extorsión» por sus exigencias a la UE para reformar las exigencias a las que está sometido el país.

CAMBIO EN LA CONSTITUCION.

Garzón advierte de que no se trata de un asunto que sólo afecte a Grecia, sino que es «una necesidad imperiosa» para resolver los problemas económicos y sociales de los países del sur de Europa, entre los que se encuentra España.

«La lucha y batalla que mantiene el pueblo griego contra la troika es la misma lucha y batalla que tiene el mismo pueblo español», asegura, insistiendo a renglón seguido en que «los intereses de las personas están por encima de los intereses de los bancos».

Por eso, añade la iniciativa parlamentaria, hay que comenzar por eliminar toda referencia a la «prioridad absoluta» del pago de la deuda sobre cualquier otro concepto que desde el verano de 2011 figura en la Constitución Española, reformando de nuevo el artículo 135.

Medidas que han de acompañarse por la puesta en marcha de un plan europeo de estímulo económico, financiado por el Banco Central Europeo (BCE) en «condiciones de generosidad», que «permita superar la crisis social y económica, comenzar a corregir los desequilibrios en las estructuras productivas» de la Eurozona y priorizar la generación de empleo «por encima de cualquier otro objetivo».

SEGUNDA INICIATIVA SOBRE LA DEUDA.

La Izquierda Plural tiene registrada y pendiente de debate en el Congreso otra proposición no de ley en la que recuerda que Alemania tuvo una quita de su deuda externa en los años 50, tras la que sólo pagó el 30% de lo que debía, y exige que se aplique a Grecia una receta similar para que sus ciudadanos puedan salir de la crisis y de la pobreza a la que la austeridad les ha conducido.

Dicha propuesta hace hincapié en que Alemania no sería hoy lo que es si no hubiera sido por la decisión de rebajar su deuda. «Hoy, 62 años después de aquel caso de éxito, se plantea volver a pensar en una solución parecida para Grecia», argumenta la formación.

Por eso, IU-ICV-CHA aboga por que el presidente Mariano Rajoy y el ministro de Economía, Luis de Guindos, propongan al Consejo Europeo, a la Comisión Europea (CE) y a la Presidencia de turno que convoquen una Conferencia Europea de Deuda en la que se autorice una «auditoría y evaluación del endeudamiento público y privado» de la UE para, posteriormente, aprobar un «programa europeo de reestructuración de la deuda».

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído