La liquidez extra del BCE sólo proporciona un alivio temporal a los bancos griegos, según Moody’s

La decisión del Banco Central Europeo (BCE) de elevar en 900 millones de euros la liquidez disponible para los bancos griegos a través de la ventanilla de emergencia denominada ELA, que alcanza los 89.900 millones, solamente proporciona «un alivio temporal» a las entidades del país heleno, que este lunes han abierto sus puertas por primera vez en las tres últimas semanas, según la agencia Moody’s.

«El incremento de la ELA proporciona cierto respiro a los bancos griegos, mitigando sus presiones de liquidez para los próximos días», señala la calificadora de riesgos.

Moody’s considera que la incertidumbre sobre la solvencia de las entidades y el temor a una quita a los depósitos no garantizados por su saneamiento mantendrá bajo presión la liquidez de los bancos griegos en un futuro próximo a pesar de que un tercer paquete de rescate podría proporcionar una mayor alivio en las próximas semanas.

En este sentido, la agencia advierte de que la ratio de solvencia media CET1 del 12,8% de los bancos griegos en marzo de 2015 se ve amenazada por los préstamos en riesgo de mora, que probablemente superen el 40% en 2015-2016. «Además, más de la mitad de este capital está en forma de activos fiscales diferidos de cuestionable valor», añade la agencia.

Asimismo, Moody’s añade que el Gobierno griego debe transponer para el 22 de julio la directiva europea sobre resolución y recuperación de bancos, lo que incrementa los riesgos de ‘bail-in’, una quita a la deuda y depósitos no garantizados, en caso de quiebra bancaria.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído