El volumen de títulos hipotecarios admitidos a cotización aumentó un 30% en el semestre

El volumen total de títulos hipotecarios admitidos a cotización en el primer semestre alcanzó los 19.605 millones de euros, lo que supone un incremento del 30,2% respecto a los 15.050 registrados en el mismo periodo de 2014, según datos proporcionados por AIAF y recogidos por la Asociación Hipotecaria Española (AHE).

Las cédulas hipotecarias singulares continuaron definiéndose como instrumento utilizado mayoritariamente por las entidades, con un volumen emitido en el periodo de 16.325 millones de euros y un incremento del 8,5% respecto al primer semestre de 2014. Las emisiones bonos de
titulización de activos (BTA) alcanzaron, por su parte, los 3.280 millones de euros.

El saldo vivo de títulos hipotecarios en circulación se situó a finales de junio de 2015 en 374.599 millones de euros, experimentando un descenso en términos interanuales del 8,5% y del 6,6% respecto a diciembre de 2014.

En cuanto a su composición, 258.716 millones de euros correspondían a cédulas hipotecarias (singulares y multicendentes) y 115.882 millones de euros a activos hipotecarios titulizados (a través de FTH y de FTA).

El peso de títulos hipotecarios sobre el saldo del total de crédito hipotecario se mantuvo estable en el 53,9%, reflejando la adecuación en el uso de estos instrumentos a los ritmos, todavía débiles de nueva actividad crediticia, según explica la AHE.

En términos de crédito hipotecario gestionado, en torno a un 54% de la cartera hipotecaria se estaría financiando a través de títulos hipotecarios en circulación.

Durante el primer semestre de 2015 la actividad emisora de las entidades de crédito se mantuvo relativamente estable a pesar de las mejoras en las condiciones de acceso a los mercados de financiación mayorista.

Las incertidumbres sobre un tercer episodio de crisis soberana en Grecia no se han extendido a otros países periféricos, incluyendo España, como sí ocurrió en los dos episodios anteriores. Esto ha permitido que la prima de riesgo del soberano español se haya mantenido en niveles
estables y que, paralelamente, el coste de la financiación para las
entidades financieras españolas no se haya visto encarecido.

A esta situación ha contribuido la decisión del Banco Central Europeo (BCE) de aplicar nuevas medidas no convencionales de política monetaria. Entre ellas el nuevo programa de compras de titulizaciones (ABSPP) y ‘covered bonds’ (CBPP3), con una duración estimada de dos años. Todas
estas acciones de política monetaria han contribuido a la estabilización de los mercados y a una reducción de los tipos de interés en las últimas emisiones registradas.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído