Los beneficios fiscales caen un 15,3% en 2016, hasta los 34.498 millones de euros

El presupuesto de beneficios fiscales para 2016 asciende a 34.498,48 millones de euros, lo que supone una caída en términos absolutos de 6.220,64 millones, un 15,3% menos respecto a los beneficios estimados para 2015, según el proyecto de ley de los Presupuestos Generales del Estado de 2016.

El 24,1% de estos beneficios fiscales procederán del IRPF, hasta un total de 8.309,34 millones de euros, lo que supone una caída del 45,4% respecto al año anterior, debido principalmente a la entrada en vigor de la reforma fiscal y también a la caída de los beneficios derivados de la deducción por inversión en vivienda habitual, cifrada en 439,70 millones, un 26,2% menos, debido a que desde el 1 de enero de 2013 este incentivo se mantiene solo para aquellos que hayan comprado una vivienda antes de esta fecha.

De igual modo, son apreciables las caída que experimentan los beneficios fiscales correspondientes a la reducciones por tributación conjunta, de 406,35 millones, un 22,9% menos; así como por aportaciones a sistemas de previsión social, con una caída del 10%, hasta los 901,59 millones de euros.

En el polo opuesto, aumentarán las deducciones por donativos en el IRPF, fruto del mejor tratamiento que reciben tras la reforma, que se concreta en 122,9 millones de euros, con un incremento del 137,8%; así como la deducción por maternidad, que experimenta un alza del 4,6%, hasta los 762,84 millones de euros, fundamentalmente por la incorporación de nuevos beneficios fiscales por las deducciones por familia numerosa o personas con discapacidad a cargo.

En el Impuesto sobre Sociedades, la magnitud de los beneficios fiscales se sitúa en 3.840,94 millones de euros, el 11,1% del total presupuestado y una caída del 2,8% respecto al año anterior. Los mayores beneficios se producen por inversiones en I+D, con un importe de 693,6 millones; por los tipos reducidos que aplican las pymes (540,7 millones); por las reservas de capitalización y nivelación (518 y 477 millones, respectivamente) y por la reducción del tipo de gravamen para entidades de nueva creación (293,66 millones).

La aportación de los incentivos en el IVA se cifra en 19.241,27 millones de euros, el 55,8% del monto total, y un aumento del 4,7% respecto a este año, debido al efecto expansivo que genera una leve bajada en el tipo medio ponderado del IVA que se estima para 2016 respecto a este año, en la medida en que el mayor consumo previsto se centrará en buena parte en bienes y servicios no sujetos al tipo general.

Por último, los beneficios fiscales en los Impuestos Especiales se sitúan en 919,61 millones de euros, un 3,8% más por los aumentos de las ventajas asociadas a las exenciones aplicables al queroseno y al gasóleo en el Impuesto sobre Hidrocarburos, que se compensan parcialmente con las disminuciones que experimentan los consumos de los alcoholes utilizados en los centros médicos, en los laboratorios farmacéuticos y en el sector alimentario, que están exentos del gravamen en el Impuesto sobre el Alcohol y Bebidas Derivadas.

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído