Fitch asigna su primer rating a la deuda de Irak

La agencia de calificación crediticia Fitch ha calificado por primera vez la deuda soberana de Irak, a la que asigna un rating ‘B-‘ con perspectiva ‘estable’, lo que representa una «calidad pobre» y supone la sexta peor nota dentro del grado especulativo o ‘bono basura’.

De este modo, la calidad de la deuda soberana a largo plazo del país asiático se sitúa en un nivel semejante al otorgado por Fitch a los bonos de Chipre y tres escalones por encima de la correspondiente a la deuda de Ucrania o Grecia.

En su análisis, Fitch subraya que el riesgo político y la inseguridad de Irak se sitúan entre los más altos entre los emisores soberanos calificados por la agencia y destaca el conflicto sectario que asola el país con intensidad variable desde 2003.

De hecho, la agencia apunta que «los militantes de Estado Islámico (EI) dominan actualmente tres de las dieciocho provincias» y recuerda que las relaciones con el Gobierno regional kurdo «son volátiles», mientras los indicadores de gobernanza son «excepcionalmente débiles».

La agencia de calificación augura que la deuda pública de Irak alcanzará el 51% del PIB a finales de 2015, muy por encima del nivel de 2014 debido a la financiación del déficit y la contracción del PIB nominal. De este modo, Fitch espera que la ratio de deuda toque techo en 2016.

Por otro lado, los analistas de Fitch señalan la elevada dependencia del país de las exportaciones de petróleo, que representa alrededor del 40% del PIB de Irak.

De este modo, la agencia calcula que la economía del país al margen del petróleo registró una contracción del 9% en 2014 y caerá aún más este año a consecuencia de la falta de seguridad, contrarrestando el impulso al PIB relacionado con el incremento de la producción de crudo.

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído