Los acreedores evaluarán en octubre los progresos de las reformas de Grecia

Los acreedores internacionales de Grecia llevarán a cabo el próximo mes de octubre una primera evaluación de los progresos del país heleno en la implementación de las reformas y el cumplimiento de las condiciones contempladas en el Memorándum de Entendimiento (MoU) para el tercer rescate griego.

«Habrá una primera evaluación de la implementación de las medidas en octubre», declaró a Reuters una fuente europea. «Existe un equilibrio entre medidas de apoyo al crecimiento y de ajuste fiscal», añadió.

Según el documento técnico de 29 páginas acordado entre Grecia y sus acreedores de cara a la concesión de un tercer rescate, el país heleno deberá implementar una serie de medidas para reducir el gasto público y mejorar la recaudación, así como para modernizar la administración, garantizar la sostenibilidad de las pensiones y la estabilidad del sistema bancario.

El texto, que estará vigente durante los tres próximos años, subraya que la condicionalidad impuesta a Grecia «se revisará trimestralmente» teniendo en cuenta los progresos de Atenas en la aplicación de las reformas solicitadas.

«En cada evaluación serán especificadas con detalle las medidas e instrumentos necesarios para alcanzar los objetivos», señala el texto del MoU.

De este modo, ante cualquier cambio de las circunstancias el Gobierno griego se compromete a adoptar «cualquier medida que pudiera ser apropiada para cumplir la agenda del programa».

Asimismo, el Gobierno griego se compromete a consultar y pactar con la Comisión Europea, el Banco Central Europeo (BCE) y el Fondo Monetario Internacional (FMI) «todas las acciones relevantes para cumplir los objetivos del MoU» antes de que sean adoptadas.

Por otro lado, fuentes europeas indicaron que las perspectivas de crecimiento para Grecia contemplan una contracción del PIB heleno del -2,3% en 2015 y del -1,3% en 2016. De este modo, Grecia volvería a crecer en 2017, con una expansión del 2,7%, que alcanzaría el 3,1% en 2018.

MEDIDAS.

Entre las medidas contempladas en el MoU, el texto señala que Grecia deberá adoptar el próximo mes de octubre si fuera necesario un presupuesto complementario y presentar el borrador para el ejercicio 2016, así como una estrategia presupuestaria a medio plazo.

Grecia deberá acompañar estas acciones con «considerable y creíble paquete de medidas fiscales y reformas estructurales», incluyendo una segunda fase de la reforma de las pensiones, así como un cambio del código fiscal y la retirada gradual del tratamiento preferencial que reciben los granjeros.

Asimismo, Atenas se compromete a adoptar medidas estructurales «adicionales» en octubre de 2016 si fuera necesario para cumplir los objetivos de 2017 y 2018.

En cuanto al establecimiento de un fondo de privatización de activos griegos, que estará domiciliado en Grecia y será dirigido por las autoridades del país heleno, aunque supervisado por las instituciones europeas, el MoU señala que en octubre de 2015 se designará al equipo independiente encargado de preparar las recomendaciones sobre los objetivos operacionales, estructura y gobernanza del ente.

Este grupo de trabajo presentaría sus conclusiones en diciembre de 2015 y el Gobierno griego, de acuerdo con las instituciones, adoptará los pasos necesarios para implementar las recomendaciones en marzo de 2016.

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído