El Eurogrupo inicia con optimismo la discusión para aprobar el tercer rescate de Grecia

Los ministros de Economía y Finanzas de la eurozona han mostrado en su mayoría su optimismo sobre las posibilidades de aprobar este viernes el tercer rescate de Grecia, a tiempo para que el Gobierno de Alexis Tsipras pueda pagar el jueves 3.200 millones al Banco Central Europeo y pese a las reservas de países como Alemania.

«Habrá preguntas y habrá críticas, quizá sobre asuntos que necesiten ser aclarados o mejoradas. Esperemos que al final de la tarde haya un resultado positivo», ha indicado Dijsselbloem a su llegada al encuentro, que ha avisado que «no será corto».

También el ministro de Finanzas finlandés, Alexander Stubb, se ha mostrado «optimista» tras el voto favorable del Parlamento griego al acuerdo y a las reformas y ajustes. «Estaría muy sorprendido si no hubiera un acuerdo hoy», ha añadido.

«Grecia ha hecho más avances en un mes que en los últimos seis meses», ha advertido el titular de Finanzas luxemburgués, Pierre Gramegna, que ha celebrado la celeridad con la que Atenas ha tramitado los ajustes. «Creo que se dan las condiciones para dar luz verde al acuerdo», ha concluido.

También el ministro galo, Michel Sapin, ha enviado un mensaje positivo de cara a la decisión que se puede esperar este viernes y ha dicho que la activación del rescate debe ser la «solidaridad» en respuesta a la «responsabilidad» asumida por Atenas y los griegos.

«Estamos aquí para decidir la puesta en marcha de un tercer programa», ha insistido, aunque se haga necesario «precisar» algunas cuestiones durante el Eurogrupo.

«No puede haber más programas. Grecia tiene que volver a crecer y a tener capacidad de financiarse en el mercado, ser capaz de solucionar sus problemas», ha apuntado, por su parte, el ministro español de Economía, Luis de Guindos, tras confiar en que salga adelante el acuerdo.

SOSTENIBILIDAD DE LA DEUDA E IMPLICACION DEL FMI.

La implicación del Fondo Monetario Internacional (FMI) en el tercer programa de ayuda es uno de los últimos escollos, ya que el organismo internacional ha condicionado su participación económica a la sostenibilidad de la deuda griega.

Un elemento que según indican los socios del euro se decidirá en el mes de octubre, coincidiendo con una primera evaluación del programa, pese a que el ministro alemán, Wolfgang Schäuble, ha pedido un «compromiso claro» del FMI como requisito para dar su visto bueno al rescate. Si no hay consenso para iniciar el rescate a tiempo para el pago al BCE, el ministro alemán ha asegurado que habrá un nuevo crédito puente, para evitar incertidumbre sobre los pagos griegos.

«Creo que todo el mundo debe de estar a bordo, también el FMI, y debemos acordar el modo. Ello asegurará la sostenibilidad de todo el programa», ha opinado el ministro maltés, Edward Scicluna.

En cualquier caso, la posibilidad de una quita es una opción que todas han descartado, porque, en palabras del Stubb, es «ilegal» según las actuales normas comunitarias. «Está absolutamente descartado por parte de todos», ha dicho, a su vez, el español Luis de Guindos, sobre la misma cuestión.

El ministro eslovaco de Finanzas, Peter Kazimir, ha reiterado su oposición a una quita nominal en el valor de la deuda, si bien ha dejado abierta la posibilidad de que el país heleno puede beneficiarse de algún tipo de reestructuración como «recompensa» a la implementación de las reformas exigidas y nunca como precondición.

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído