IU-ICV exige que se instale el sistema ERTMS en el Eje Atlántico y revisar sus horarios, frecuencia y precios

La Izquierda Plural (IU-ICV-CHA) exige que se instale el sistema de seguridad ERTMS en el Eje ferroviario Atlántico, en el tramo entre La Coruña y Vigo, y que se revisen los horarios, frecuencias de paso y precios de este servicio para facilitar su uso por parte de los ciudadanos.

Así consta en sendas proposiciones no de ley que la coalición ha presentado para su debate en el Congreso tras la puesta en marcha, el pasado mes de abril, de la «velocidad alta» entre La Coruña y Vigo «sin los necesarios sistemas de seguridad que garanticen la eliminación de riesgos para sus usuarios».

Y es que dicho no contará con el ERTMS –sistema más avanzado de seguridad– hasta finales de años, según el propio Ministerio de Fomento, que en octubre de 2013 había asegurado que 50 millones destinados a seguridad se utilizarían para instalar ese sistema en el tramo entre Santiago de Compostela y La Coruña y que el resto del trazado también contaría, a su puesta en marcha, con este mecanismo de monitorización.

REPITEN ERRORES DEL PASADO

«Parece que la tragedia de Angrois no sirvió para que se aprenda de errores del pasado», lamenta la Izquierda Plural, que acusa al Gobierno de anteponer los intereses «partidistas electorales» a la seguridad de las personas y repetir «decisiones posiblemente ilícitas del pasado» que tuvieron un coste «trágico».

Algo que, a su juicio, «no parece un modelo racional de ejercicio del poder sino una demostración de que la ciudadanía le importa poco a los gobiernos de turno, solamente interesados en utilizar los recursos públicos de manera propagandística sin importar las consecuencias que los actos puedan tener». La aberración se une a la mentira como manera de hacer política», añade la formación.

Por eso, el Grupo Parlamentario insta al Gobierno a instalar «todas las medidas de seguridad comprometidas e imprescindibles» –el sistema ERTMS– en el tramo La Coruña-Vigo del Eje Atlántico Ferroviario.

OSCURANTISMO

Por otra parte, la Izquierda Plural acusa de «oscurantismo» y «falta de transparencia» al Gobierno que, pese al «despliegue publicitario» en torno a la puesta en marcha del tramo ferroviario entre Vigo y La Coruña, no ha facilitado a los usuarios la información necesaria respecto de los horarios, las frecuencias de paso y los precios, de los que se hizo un «uso instrumental» durante la campaña para las elecciones locales de mayo.

Es más, para la coalición el servicio que se ha planificado adolece de «insuficiencias» para atender las necesidades de los ciudadanos que más usan el tren, como son los trabajadores. «Las frecuencias no están diseñadas para atender las necesidades de quienes se desplazan a su trabajo y sus horarios son poco prácticos», cree la Izquierda Plural, para la que sólo se ha atendido a «los intereses comerciales de la compañía ferroviaria».

Por eso, reclama al Ejecutivo que modifique los horarios, incremente las frecuencias y abarate los precios para «facilitar» el uso de este servicio ferroviario a quienes lo utilizan diariamente para ir al trabajo, y pide también que se impulse la creación de una red ferroviaria de Cercanías en Galicia.

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído