La deuda privada española se alineará con la media europea este año tras caer 45 puntos

La deuda privada española se situará al final de este año en niveles próximos a los de los socios europeos, después de una caída de hasta 45 puntos porcentuales desde el pico alcanzado en los años de la ‘burbuja’ inmobiliaria, cuando se situó en el 220% del PIB.

Así lo ha indicado el secretario de Estado de Economía, Iñigo Fernández de Mesa, durante su comparecencia en la Comisión de Presupuestos del Congreso de los Diputados para dar cuenta del cuadro macroeconómico en el que se asientan las cuentas anuales de 2016, que prevé, entre otras cosas, un crecimiento del PIB del 3% en 2016 y una tasa de paro del 19,7% para ese año.

Fernández de Mesa ha asegurado que la elevada deuda privada, como otros desequilibrios económicos, se está corrigiendo «a un ritmo más elevado del inicialmente previsto». Es el caso también, ha dicho, del desempleo o el déficit público.

La reducción del endeudamiento privado, ha proseguido relatando, está siendo compatible con un incremento de los flujos de crédito, todo ello dentro de un patrón de crecimiento «mucho más equilibrado», donde la demanda interna es más dinámica por el efecto de la rebaja fiscal y la mejora del empleo y el sector exterior prosigue con su «buena evolución».

Todo ello, unido a un entorno de «precios moderados» –IPC del 0,1% en julio–, hace que «en el segundo trimestre se haya intensificado el ritmo de recuperación económica, lo que ha permitido revisar al alza las previsiones económicas» y confeccionar un cuadro macroeconómico «realista y prudente», ha añadido Fernández de Mesa.

El secretario de Estado de Economía ha querido dejar claro además que, «sin duda los vientos de cola –en mención al tipo de cambio favorable y a los bajos precios del petróleo– , inciden de forma impositiva», pero que «las políticas del Gobierno están haciendo que estén soplando con muchas más fuerza que en otros países».

«España crece desde mucho antes de que se produjeran estos vientos de cola, antes de que cayera el precio del petróleo o que el tipo de cambio fuera favorable», ha añadido.

Fernández de Mesa también ha lanzado un mensaje de tranquilidad sobre la deuda pública que acumula España, equivalente al 98,5% del PIB en junio, de la que ha dicho que es «elevada, pero sostenible».

«Esperamos que tenga una senda de decrecimiento a partir de 2016, cuanto toque techo, porque se va a reducir el déficit y porque el PIB nominal está creciendo, y también por la reducción de los costes de financiación», ha concluido.

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído