PSOE propone subir el Salario Mínimo y las partidas de políticas activas y protección por desempleo

La secretaria socialista de Empleo, Mariluz Rodríguez, ha resumido este martes las enmiendas que el PSOE ha registrado en el Congreso al proyecto de Presupuestos (PGE) para 2016 en materia de empleo y Seguridad Social, destacando entre otras sus propuestas de incrementar el Salario Mínimo Interprofesional (SMI) y las partidas de políticas activas y protección por desempleo.

Acompañada por los portavoces de Empleo y Seguridad Social en el Congreso, Rafael Simancas e Isabel López i Chamosa respectivamente, la dirigente del PSOE ha reconocido que «es probable» que el PP no admita ninguna enmienda a los Presupuestos «para no dilatar los calendarios» de tramitación, aunque ha subrayado que todas sus propuestas formarán parte del programa electoral con el que concurrirán a las elecciones de final de año.

Y es que, si gana los comicios y vuelve al Gobierno, el PSOE tiene muy claras sus prioridades: «La primera medida que tomaremos al llegar al poder será subir el SMI», ha proclamado Rodríguez, matizando que esa decisión irá acompañada de la derogación de la reforma laboral de 2012 y por un nuevo Estatuto de los Trabajadores para que los salarios puedan subir y así se recupere la financiación a la caja de la Seguridad Social y, por ende, las pensiones.

COMPETIR DE OTRO MODO

Por eso, ese incremento del 5% del Salario Mínimo ya está recogido en una de las 1.600 enmiendas que el principal partido de la oposición ha registrado a los Presupuestos, con la vista puesta en acercarse progresivamente al 60% del salario medio que recomienda como referencia la Carta Social Europea.

«Esto es necesario para elevar los salarios, para luchar contra la desigualdad salarial, para erradicar buena parte de la fuente de pobreza, y también para transformar la forma de competir del país y para hacer que España sea competitiva no por recortar derechos y salarios, sino con excelencia, calidad, innovación e inversión en formación de los trabajadores», ha explicado Rodríguez.

Por otra parte, el PSOE exige incrementar en 1.000 millones de euros las partidas de Políticas Activas de Empleo, que esta legislatura han sufrido un recorte de «casi el 31%», equivalente a 2.300 millones, lo que «significa que cuando más subía el paro más bajaban las inversiones que ayudan a que los desempleados mejoren sus posibilidades de encontrar un empleo».

Los socialistas creen que este aumento de las políticas activas en 2016 sería un primer paso para conseguir que estas partidas equivalgan al 1,5% del PIB, unos 15.000 millones de euros, al menos mientras la tasa de desempleo siga por encima del 15%.

PROTECCION A LOS PARADOS

De hecho, mientras sigan existiendo más de 5 millones de parados hace falta también incrementar la protección social, que desde 2012 «ha caído más de 12.900 millones de euros», aproximadamente en un 40%, en una tendencia que se ahonda el año próximo, con 13.000 millones «ahorrados no porque haya menos parados sino por la expulsión diaria de miles de trabajadores».

Por eso, los socialistas plantean la posibilidad de crear un ingreso mínimo vital para los parados de larga duración con cargas familiares y sin prestaciones ni subsidios que sea, al menos, de 426 euros mensuales.

Rodríguez también ha mencionado otras enmiendas de ámbito laboral, como un incremento de 900 euros en la dotación de la Garantía Juvenil, iniciativa europea que «el PP no ha sabido, querido o podido poner en marcha» y a la que de momento sólo se han inscrito 60.000 de los 700.000 potenciales beneficiarios; la puesta en marcha de un «plan de rescate» para 200.000 parados mayores de 45 años sin protección social, o la contratación de 3.000 orientadores laborales.

SUBIR LAS PENSIONES

En el ámbito de la Seguridad Social, la responsable socialista de Empleo ha defendido la necesidad de abrir un debate para conseguir una «financiación suficiente para que las pensiones de hoy y las del futuro sean dignas» y ha culpado a la política de empleo del PP de la situación financiera actual del sistema.

Y es que los contratos «precarios», de corta duración y «muy bajos» salarios provocan un aumento de los cotizantes que no se ve acompañado en la misma medida por el incremento de los ingresos, lo que eleva el déficit y lleva a la Seguridad Social «directamente a la ruina». Algo que se agrava, además, con las políticas de empleo puestas en marcha por el Ejecutivo que, como las tarifas planas de cotización, siempre se pagan «con dinero de los pensionistas».

«Y como al PP no le llegan las cotizaciones está metiendo la mano también en el Fondo de Reserva que, en lo que va de legislatura, ha perdido 45.000 millones, que se dice pronto. El PP ha hecho que cada pensionista tenga hoy 5.000 euros menos de pensión», ha añadido Rodríguez, contraponiendo ese modelo al del PSOE, que pasa por incrementar un 2% las pensiones mínimas y un 1% el resto, y derogar la última reforma del sistema que fija un tope del IPC +0,5% a las revalorizaciones anuales.

NUEVAS FUENTES DE FINANCIACION

Para que estos incrementos de las nóminas de los jubilados no ahonden el déficit de la Seguridad Social, el PSOE es partidario de completar su financiación con cargo a los impuestos, porque «en ningún sitio está escrito que las pensiones deban pagarse única y exclusivamente con cargo a las cotizaciones sociales».

De hecho, los complementos a mínimos se pagan ya gracias a los Presupuestos, por lo que «es perfectamente posible dirigir» más recursos a la caja de las pensiones para garantizar su sostenibilidad y su dignidad también en el futuro.

No obstante, Rodríguez ha criticado que el Ejecutivo ‘popular’ esté planteando este debate de forma «pública» y «alarmando a más de 8,4 millones de pensionistas» con la única intención de propiciar un mayor «recorte» de las partidas para pensiones, que anticipa el documento enviado a la UE y en el que se reconoce que las consignaciones en 2050, cuando los ‘baby boomers’ serán ya pensionistas, serán proporcionalmente inferiores a las que actualmente dedican Alemania, Francia o Italia a esta materia.

«El PP está programando un escenario en el que, cuando se jubile la mayor generación, nuestro gasto en pensiones sobre PIB será más bajo que el de hoy de Alemania, Francia o Italia. Por tanto, las pensiones tenderán a bajar, y por eso el Gobierno no ha mandado las cartas informando sobre las pensiones que se recibirán en el futuro, porque teme la revuelta de los mayores de 50 años», ha señalado Rodríguez.

Y, por eso, el principal partido de la oposición rechaza la posibilidad de que las pensiones de viudedad u orfandad salgan de la Seguridad Social y se paguen con cargo a los impuestos, ya que «ese recorte que pretende hacer el PP no tienen que pagarlo las viudas y los huérfanos». «Queremos tener a las viudas dentro del sistema e introducir impuestos para pagar todas las pensiones, sin señalar ninguna», ha zanjado.

OTRAS MEDIDAS

Por último, Mariluz Rodríguez se ha referido a otras dos enmiendas socialistas a los Presupuestos para acabar con la moratoria a la ampliación a cuatro semanas del permiso de paternidad y para que todas las mujeres tengan protección por maternidad, independientemente de cuánto hayan cotizado, algo que costaría 76 millones de euros en 2016.

«Para cambiar este estado de cosas de baja recaudación en la Seguridad Social y de riesgo de las pensiones, la medida más importante, lo primero, es cambiar al Gobierno del PP y poner al frente del Gobierno a alguien como el PSOE, que está dispuesto a recuperar derechos y salarios», ha concluido.

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Lo más leído