La Bolsa española tiene una «prima de incertidumbre» ante los próximos comicios, según Banca March

La Bolsa española tiene una «prima de incertidumbre» ante los próximos procesos electorales que tendrán lugar en el país en los meses de septiembre (elecciones en Cataluña) y diciembre (generales), según han afirmado los expertos de Banca March.

Así, este selectivo seguirá un comportamiento marcado por esa incertidumbre, que «no tendría que ser peor que el de otros índices europeos», también marcados por las elecciones griegas y portuguesas, países que soportan mayores riesgos.

Además, la cercanía de las elecciones catalanas, que se celebrarán el próximo 27 de septiembre, puede estar relacionada con el peor comportamiento del mercado de deuda español, con recientes subidas en la prima de riesgo.

En el marco político general, la casi certeza de ver un gobierno formado por minorías de «varios colores», con soportes menos estables que los que han existido en la última legislatura, «siempre supone un riesgo para los mercados». Lo más beneficioso sería que se constituyera un Parlamento que estuviera menos fragmentado de lo que lo ha estado históricamente, ha señalado el director de Estrategia de Mercados, Alejandro Vidal.

En este sentido, Vidal ha asegurado que «lo peor que le puede pasar a los mercados es la incertidumbre» y las elecciones en Europa «son un riesgo, con independencia del resultado».

En este contexto, para los expertos de Banca March el riesgo reside en la posibilidad de que se revoquen las reformas que se han llevado a cabo, de manera que se rompa la confianza que se ha generado en los inversores internacionales.

DEUDA PUBLICA Y DESEMPLEO, LOS MAYORES RIESGOS PARA ESPAÑA.

La salida de la crisis no está exenta de riesgos, según ha advertido el director general de Gestión de Activos de Banca March, Miguel Angel García. Además del desajuste de las cuentas públicas, ya que en los últimos tres años «apenas se ha logrado reducir el déficit público», persisten un elevado endeudamiento, tanto público como privado, y un alto desempleo, ha añadido.

Asimismo, en la eurozona, la recuperación del empleo todavía es lenta y es uno de los riesgos a la baja para el crecimiento. Sin embargo, la tendencia es de mejora, apoyada en la recuperación de las economías periféricas y la buena marcha del mercado laboral germano, han señalado los analistas del banco.

PREVEN QUE EL PIB CREZCA UN 3,1% EN 2015.

En este escenario, la economía española cerró el primer semestre del año con una aceleración del crecimiento impulsada por la demanda interna. Los indicadores adelantados señalan que esta tendencia de mejora de la actividad continuará en los próximos trimestres y para el conjunto del año se espera un crecimiento del 3,1% del PIB, el más elevado desde 2007, según las previsiones de Banca March.

Además, la caída de los precios del sector inmobiliario parece haber tocado fondo y la tasa de morosidad del sistema financiero se ha reducido un 2,6% desde máximos. Estos datos confirman que «parte de los desajustes económicos comienzan a reconducirse», según Vidal.

La eurozona continuará con su recuperación, apoyada en las medidas de estímulo del BCE, que ya comienzan a desbloquear el mercado de crédito, al tiempo que el euro impulsa las exportaciones. EEUU liderará el crecimiento entre las economías desarrolladas, una vez confirmada su recuperación en el segundo trimestre.

Por su parte, el crecimiento mundial será menor de lo previsto debido a la desaceleración de las economías emergentes, aunque no se vislumbra una recesión mundial gracias al descenso de los costes energéticos y las políticas monetarias expansivas.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído