Las bolsas se mantendrán como el activo con más potencial, sin temor a un frenazo chino, según Banca March

Las bolsas se mantienen como el activo con mayor potencial, con beneficios sostenidos y crecientes, ya que no existe temor a que se produzca un aterrizaje brusco en China, según las previsiones de los expertos de Banca March.

Con todo, la atención de los inversores continuará centrada en la economía china, ya que la mayor incertidumbre e inestabilidiad financiera incrementan el riesgo de un aterrizaje brusco de esta economía asiática, ha asegurado el director general de Estrategias de Mercado, Alejando Vidal. En su opinión, se producirá una «desaceleración suave» y «no un desplome brusco», ha indicado.

La baja inflación va a hacer posible que se puedan introducir más medidas de estímulo y, frente al deterioro de los datos del sector manufacturero, los precios de la vivienda han frenado su desplome y las ventas minoristas ha crecido a un ritmo del 10%, muestra del dinamismo de la economía china.

La tendencia actual de las materias primas se mantendrá en el corto y medio plazo y «no hay catalizadores que indiquen que los precios vayan a subir».

BAJOS COSTES DE LA ENERGIA Y POLITICA MONETARIA EXPANSIVA.

En este contexto, la ausencia de presiones inflacionistas y los bajos costes de la energía permitirán mantener una política monetaria expansiva, lo que se reflejará un crecimiento sostenido y real, ha pronosticado Vidal. Estos indicadores permiten pensar a los expertos de Banca March que la expansión va a continuar en los próximos meses, si bien el ritmo de crecimiento se moderará.

Los principales bancos centrales europeos mantendrán su oferta de liquidez al sistema, principalmente en la eurozona, donde el BCE continuará con su programa de compra de deuda, «que incluso se podía ampliar si aumentaran los riegos a la baja para la inflación», ha afirmado Vidal.

Asimismo, el sólido crecimiento de EEUU permitirá a la Fed comenzar con una gradual normalización de los tipos oficiales antes de que termine el año, aunque las tensiones financieras podrían aplazar estas subidas más de lo previsto.

El resto de instituciones también mantendrán las políticas monetarias expansivas, como es el caso de Japón, si bien el Banco de Inglaterra podría aplazar la subida de tipos al igual que la Fed.

El dólar recuperará su fortaleza frente al euro, apoyado en el diferencial de tipos de interés, que se hará más negativa para la moneda única. Por su parte, el yen continuará deprimido frente al dólar, pero mantendrá su rango contra el euro en torno a los 135 y 140.

ALTAS RENTABILIDADES POR DIVIDENDOS.

Las valoraciones en términos de PER están en niveles atractivos, ya que en Europa y EEUU han vuelto al promedio histórico y en emergentes se sitúan por debajo de la media.

Además, las rentabilidades por dividendo se mantienen en niveles altos, respecto a la tendencia habitual, con un 3,9% en España, ha señalado el director general de Gestión de Activos de Banca March, Miguel Angel García.

La renta fija soberana carece de potencial, según los analistas Banca March, aunque los bonos del Estado de países periféricos aportan un plus de rentabilidad y estarán apoyados por las compras del BCE.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído