El presidente de CEOE puntualiza que aún "no hay alertas en rojo"

Joan Rosell: «A las multinacionales no les gusta lo que pasa en Cataluña»

"Yo firmaría tener la prima que ahora tenemos en España, durante mucho tiempo"

Joan Rosell: "A las multinacionales no les gusta lo que pasa en Cataluña"
Joan Rosell, presidente de CEOE. EP

En un momento histórico en el que cada vez hay más leyes europeas y menos españolas dar un paso atrás en ese proceso de integración sería una equivocación histórica

El presidente de la CEOE ha reconocido este 9 de septiembre de 2015 que le «preocupa» lo que está pasando en Cataluña ante las propuestas de algunos partidos nacionalistas para el 27S.

Joan Rosell ha asegurado que a las multinacionales, que tienen en cuenta muchos factores a la hora de tomar sus decisiones de inversión, «lo que está pasando no les gusta», pero ha dejado claro que «todavía no hay alertas en rojo».

En su opinión, está «claro que hay riesgos», y así lo reflejan los comentarios de las agencias de rating y las preguntas que hacen personas de otros países, que preguntan «qué está pasando».

Con todo, ha minimizado el impacto de la situación de Cataluña en la prima de riesgo, recordando que en 2012 era mucho más alta:

«Yo firmaría tener esta prima durante mucho tiempo».

«En estos momentos el riesgo todavía es mínimo y hay posibilidades de solucionarlo».

 Rosell ha afirmado que la propuesta de la llamada Tercera Vía para Cataluña «quizá llega tarde» pero cree que «siempre hay tiempo para negociarlo todo» y espera que después de las elecciones autonómicas del 27S «inmediatamente se abra un diálogo.

«Es lo que teníamos que haber hecho estos años, porque estamos en un problema político, no económico».

En diversas entrevistas radiofónicas recogidas por Europa Press, Rosell ha pedido un diálogo que tenga como prioridad el bienestar de los ciudadanos, que opina que es la prioridad de todos, «y no el bienestar de las estructuras políticas» ni de Cataluña ni del resto de España.

Para el presidente de la patronal, el problema está ahí desde 2006, cuando se negoció el Estatuto de Autonomía de Cataluña, así que las propuestas de diálogo podían haberse hecho antes.

«Podíamos haberlo hecho entre todos, hemos cometidos errores, muchísimos, creo que no hay nadie que haya cometido ningún error».

Eso sí, ha discrepado de los que acusan a los empresarios de falta de contundencia. Ahora, cree que ya no es posible «partir de cero», pero sí «recomponer puentes» (Felipe González niega que dijera que quiere que Cataluña sea una nación).

A Rosell le parece «fantástico» que haya un acto sobre una tercera vía en Madrid, pero cree que el problema es que eso «no se explica en Cataluña» y, sobre todo, que falta un debate con datos reales sobre lo que supondría la independencia.

¿DE DONDE SALEN LAS PREVISIONES SOBRE PENSIONES O EMPLEO?

«El debate es muy liviano, con poca información, hay centenares de preguntas que nos tendríamos que hacer».

En su opinión, en este momento sólo hay «eslóganes», titulares y portadas, mientras que a él le gustaría saber de dónde salen las previsiones de la Generalitat sobre pensiones o empleo en una Cataluña independiente, y debatir sobre ellos (La incertidumbre por Cataluña y las elecciones afecta a la prima de riesgo, según BBVA Research).

A su juicio, la clave del problema es Europa, porque ha destacado que los Tratados dejan claro que un país que se separa del suyo queda fuera de la UE, y considera que en un momento histórico en el que «cada vez hay más leyes europeas y menos españolas» dar un paso atrás en ese proceso de integración sería «una equivocación histórica».

«No podemos crear otras fronteras».

El empresario ha puesto en valor que durante la Transición España superó problemas políticos mucho más graves, y ha insistido en que el problema «gravísimo» que hay encima de la mesa hay que resolverlo:

«Cuando hay un problema político hay que resolverlo porque si no se enquista y muchas veces explota».

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído