Dancausa (Bankinter) prevé más reducción de empleados y oficinas y más competencia extranjera en España

La consejera delegada de Bankinter, María Dolores Dancausa, ha reiterado que la banca tendrá que encarar aún el reto de la eficiencia, más aún en un entorno de bajos tipos de interés, por lo que ha afirmado que aún queda por «rematar» el cierre de oficinas y la reducción de plantilla iniciado por la reestructuración.

Para la consejera delegada de Bankinter, la banca española no está «preparada» para convivir en un entorno de tipos de interés próximos a cero, puesto que su principal fuente de ingresos procede del margen de intermediación. Además, ha advertido de que este contexto de bajos tipos perdurará durante «al menos» un par de años más.

Ante la reducción de oficinas, en paralelo a la caída de las operaciones en sucursales, Dancausa ha avisado de la entrada de la banca extranjera en el mercado español. «Ya no existe la tupida red de oficinas en España», ha afirmado en relación a este hecho, que limitaba la entrada de competencia extranjera.

«En un futuro próximo, los clientes podrán operar con bancos sin presencia en España», ha vaticinado durante su intervención en un desayuno informativo organizado por la Confederación Española de Directivos y Ejecutivos (CEDE).

Eso sí, la consejera delegada de Bankinter se ha mostrado optimista y ha valorado que si la banca extranjera viene a España, «lo bueno» es que las entidades españolas pueden hacer lo propio más allá del mercado doméstico. «Esto es una oportunidad», ha subrayado.

Por otro lado, Dancausa ha advertido sobre el «riesgo» de la fuerte competencia en el mercado de hipotecas con precios bajos y ha argumentado que ya se concedieron préstamos para comprar viviendas antes de la crisis que «pesan como losas» en los balances bancarios.

PAGAR POR PISOS VACIOS: «UNA BROMA».

La consejera delegada de Bankinter ha considerado además una «broma» que se platee cobrar a la banca por las viviendas vacías, tal y como algunos ayuntamientos estudian impulsar. «Los bancos no queremos tener esas casas vacías. Las tenemos porque los clientes no nos han pagado. Si encima hay que pagar por ellas, me parece una broma», ha explicado.

En cuanto a la polémica de las comisiones por retirada de efectivo de los cajeros, ha reafirmado que los clientes «llevan muy mal» que se les cobre por servicios en los que no perciben valor alguno. «Hay que cobrar comisiones cuando el cliente perciba que le das servicios que merecen ser cobrados», ha defendido, para después confirmar que Bankinter negocia con otras entidades sobre este tema.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído