AEMAB diseña un índice para ayudar al inversor del MAB a diversificar su cartera y reducir el riesgo

La Asociación de Empresas del Mercado Alternativo Bursátil (AEMAB) ha diseñado el Indice AEMAB-24 con el que pretende ayudar a los inversores de este mercado a diversificar su cartera y a reducir el riesgo que entraña toda inversión.

El índice, integrado por las 24 empresas con más liquidez del mercado, promedia a todas las cotizadas por igual, haciendo que no dependa tanto de unas pocas empresas, como ocurre en índices tradicionales como el Ibex 35.

De este modo, es posible reducir el impacto que la volatilidad tiene en mercados poco líquidos, como es el caso del MAB. Otra de las ventajas de este índice es que su cálculo «es sencillo y puede ser fácilmente replicado por los inversores» para así seguir la progresión de su inversión en el Alternativo, según destaca AEMAB.

El presidente de la asociación, Antonio Romero-Haupold, ha señalado que con AEMAB-24 es posible seguir la evolución de las inversiones mensualmente, «por lo que es una herramienta muy útil a la hora de comprobar cómo va la inversión y cambiar de estrategia si es necesario». «Se trata de un índice avanzado de la competitividad española, porque es una muestra representativa de las empresas tecnológicas y del I+D español», ha dicho.

AEMAB-24 se actualizará en una primera fase cada mes y se moverá en una horquilla que oscilará entre subidas del 3% y bajadas del mismo porcentaje, lo que permite que haya una cierta estabilidad en un segmento del mercado caracterizado por la volatilidad.

Su revisión se llevará a cabo semestralmente, con lo que se podrá dar entrada a las nuevas compañías que se vayan incorporando al segmento de empresas en expansión, así como también saldrán las que sean menos líquidas.

500 PYMES EN 15 AÑOS

En lo que va de 2015, tres nuevas compañías han debutado en el parqué (NBI Bearings, Grenergy e Inclam) y es posible que antes de finales de año la cifra de estrenos se eleve hasta diez, lo que supondría un crecimiento del 30% respecto a 2014, según los cálculos de AEMAB.

Además, hay empresas que ya tienen previsto saltar al mercado en 2016, como es el caso de la cadena hotelera BestPrice. Por ello, AEMAB estima que, con este ritmo de incorporaciones, el Alternativo puede llegar a acoger hasta 500 pymes en un plazo de 15 años, lo que supone la mitad de las más de mil de empresas que actualmente cotizan en el AIM británico, que es la principal referencia para el MAB.

De este modo, el Alternativo podría llegar a captar 1.000 millones de euros de financiación anual dentro de cinco años, a tenor de la media registrada en los seis años que lleva en funcionamiento y el número de empresas que se prevé salten al selectivo de aquí a 2020. En el tiempo que lleva en funcionamiento (2009-2014), el Alternativo ya ha conseguido 3,9 millones por cada cotizada de media al año.

En este aspecto, el presidente de AEMAB resalta que la existencia y el buen funcionamiento del MAB «es fundamental para la supervivencia financiera de las pymes españolas y para la propia economía», ya que las pequeñas y medianas compañías suponen el 95% del tejido empresarial del país.

Para Romero-Haupold, el sistema financiero español está «superbancarizado», lo que perjudica, sobre todo, a las pequeñas compañías, que en el MAB pueden encontrar una alternativa real de financiación.

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Lo más leído