Telefónica pierde 1,3% en Bolsa ante el peligro de que el regulador vete la venta de su filial británica

Las acciones de Telefónica han perdido este jueves un 1,3% y se han colocado entre los valores más bajistas del Ibex ante las dudas de que el regulador vete la venta de su filial en Reino Unido, O2, a su rival en el país Three, en manos de Hutchison, según los analistas.

En concreto, las acciones de la operadora, que se han movido en un rango de entre 11,385 euros y 11,080 euros por acción, cerraron con una caída del 1,31%, hasta los 11,34 euros, mientras que el Ibex cerró con una subida del 0,11%.

La presidenta del regulador de telecomunicaciones británico Ofcom, Sharon White, ha mostrado su preocupación ante la fusión entre O2 y su rival en el país Three, ya que considera que podría provocar una subida de precios y empeorar la calidad de los servicios.

Estas declaraciones se suman a la reticencia de la Comisión Europea a autorizar fusiones en el sector de telecomunicaciones que puedan restringir la competencia en los mercados nacionales. Así, las operadoras TeliaSonera y Telenor anunciaron en septiembre la retirada de su plan para fusionar sus respectivos negocios en Dinamarca después de no haber alcanzado un acuerdo con la Comisión Europea sobre unas «condiciones aceptables» para seguir adelante con la operación.

En este sentido, el analista de IG Market, Daniel Pingarrón, ha recordado que los organismos de competencia de la Unión Europea «vetaron» la fusión de dos empresas de telecomunicaciones de Dinamarca y esto provoca dudas de que las decisiones de los reguladores puedan afectar a la venta de su filial O2 a Hutchison.

«El anuncio de esa operación fue bien recibido por el mercado, y si finalmente, no se produjera, sería una mala noticia para la operadora española. Telefónica necesita esos recursos, ya que no dispone de mucha caja en estos momentos», ha añadido el analista.

A este respecto, la analista de Selfbank Victoria Torres ha apuntado que tanto los planes para reducir deuda, como el dividendo, se podrían ver afectados en caso de que la operación en Reino Unido no llegara a buen puerto.

CONTRACCION EN BRASIL

Torres ha recordado que esta semana se han conocido las previsiones del Fondo Monetario Internacional (FMI), que incluye una contracción «importante» en Brasil, que es un mercado prioritario para la multinacional española. «Esto le puede pasar factura en cierta manera a la compañía», ha explicado la experta.

Por su parte, el analista de XTB, Borja Rubio, ha explicado que los rumores respecto a las trabas regulatorias a la operación en Reino Unido pueden ocasionar problemas a la compañía en el marco de su proceso de desinversiones, con el que la multinacional española busca reducir deuda y redefinir las líneas de negocio.

Telefónica cerró en marzo un acuerdo con Hutchison Whampoa para la venta de su filial británica (O2) por 10.250 millones de libras esterlinas (unos 13.928 millones de euros a tipos de cambio actual).

La compañía puntualizó en sus resultados que el dividendo para 2016, que espera pagar en efectivo, está condicionado al cierre de la venta prevista de su filial O2 en Reino Unido.

A priori, por la dimensión de la operación, el estudio de la compra recaería en la Comisión Europea. Sin embargo, la Autoridad de Competencia y Mercados británica (CMA, en sus siglas en inglés) ha pedido a la Comisión Europea el análisis de la misma. El organismo comunitario tienen de plazo hasta finales de mes para decidir si asume el estudio de la operación o se acepta traspasarlo al regulador británico.

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído